+81 Versículos de Amistad en la Biblia. Citas bíblicas sobre las amistades.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con versículos de Amistad, para que mantengas activa tu fe y recuerdes que Dios nos pide que seamos valientes y también agradecidos con sus bendiciones. Inspírate con estos mensajes de amistad y amor en la biblia.

La amistad es, sin duda, una de las mayores bendiciones de la vida. Los amigos son la familia que elegimos, nos apoyan, conocen y quieren por lo que somos, pase lo que pase. Algunas veces la amistad puede volverse difícil y complicada, ya que se necesita mucho esfuerzo para mantener relaciones felices y estables con los amigos, pero nuestros amigos son los que nos ayudan a superar los momentos difíciles, personas que siempre acuden a nosotros con compasión.

Versículos de Amistad

Versículos de Amistad. Edición de Versiculos.net. Original por LightFieldStudios. Envato.

Pero también sabemos que no todas las personas quieren nuestro bien y no siempre muestran su verdadera cara. Es aquí cuando necesitamos la intervención divina de nuestro padre. ¿Cómo saber qué amistades merece la pena mantener y cuáles no?.

Lo más importante es detectar las intenciones y acciones de quienes nos rodean, luego pedir a Dios que aleje de nosotros aquellos que no quieren nuestro bien y que modifican nuestro bienestar. Aquí te mostramos los versículos bíblicos de amistad que te ayudarán a mantener una comunicación directa con Dios, para que le pidas personalmente mantener las amistades valiosas y alejar las que no lo son.

Versículos de Amistad

Proverbios 18:24

Hay compañeros que llevan a la ruina y hay amigos más apegados que un hermano.

Proverbios 17:17

El amigo ama en cualquier ocasión, y un hermano nace para compartir la adversidad.

Eclesiastés 4:9-12

Valen más dos juntos que uno solo, porque es mayor la recompensa del esfuerzo. Si caen, uno levanta a su compañero; pero ¡pobre del que está solo y se cae, sin tener a nadie que lo levante! Además, si se acuestan juntos, sienten calor, pero uno solo ¿cómo se calentará? Y a uno solo se lo domina, pero los dos podrán resistir, porque la cuerda trenzada no se rompe fácilmente.

Proverbios 27:17

El hierro se afila con el hierro, y el hombre en el trato con el prójimo.

1 Corintios 15:33

No se dejen engañar: «Las malas compañías corrompen las buenas costumbres».

1 Tesalonicenses 5:11

Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo.

Proverbios 27:9-10

El aceite perfumado alegra el corazón, y la dulzura de un amigo, más que el propio consejo. No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre, ni acudas a tu hermano en el día del infortunio: más vale vecino cerca que hermano lejos.

Proverbios 27:6

Leal es la herida que inflige el amigo, engañosa los besos del enemigo.

Job 6:14-15

Bien merece la lealtad de su amigo el hombre deshecho que ha perdido el temor a Dios. Pero mis hermanos me han traicionado como un torrente, como el cauce de los torrentes pasajeros,

Juan 15:12-15

Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre.

Proverbios 19:20

Escucha el consejo y acepta la corrección, y al fin llegarás a ser sabio.

Job 2:11-13

Tres amigos de Job se enteraron de todos los males que le habían sobrevenido, y llegaron cada uno de su país. Eran Elifaz de Temán, Bildad de Súaj y Sofar de Naamá, los cuales se pusieron de acuerdo para ir a expresarles sus condolencias y consolarlo. Al divisarlo de lejos, no lo reconocieron. Entonces se pusieron a llorar a gritos, rasgaron sus mantos y arrojaron polvo sobre sus cabezas. Después permanecieron sentados en el suelo junto a él, siete días y siete noches, sin decir una sola palabra, porque veían que su dolor era muy grande.

Proverbios 3:32

No envidies al hombre violento ni elijas ninguno de sus caminos.

Salmo 133:1

¡Qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos!

Proverbios 14:4-7

Donde no hay bueyes, el establo está limpio, pero la fuerza de un toro da mucha ganancia. Un testigo veraz no engaña, pero el testigo falso profiere mentiras. El insolente busca sabiduría y no la encuentra, pero la ciencia es fácil para el inteligente. Aléjate de la presencia de un necio: no hallarás ciencia en sus labios.

Proverbios 22:24-27

No te juntes con un hombre irascible ni vayas con un hombre iracundo, no sea que aprendas sus costumbres y te pongas una trampa a ti mismo. No seas de los que estrechan la mano, de los que salen fiadores por una deuda: si no tienes con qué pagar, te quitarán el lecho donde te acuestas.

Filipenses 1:3-4

Yo doy gracias a Dios cada vez que los recuerdo. Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes,

1 Corintios 13:4-6

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.

2 Samuel 10:2

David dijo: «Voy a retribuirle a Janún, hijo de Najás, las pruebas de lealtad que me ha dado su padre». Y por intermedio de sus servidores, le envió las condolencias por la muerte de su padre. Pero cuando los servidores de David llegaron al país de los amonitas.

Job 42:10

Después, el Señor cambió la suerte de Job, porque él había intercedido en favor de sus amigos, y duplicó todo lo que Job tenía.

Proverbios 22:11

El que ama la pureza del corazón y habla con gracia, tiene al rey por amigo.

Proverbios 13:20

Acude a los sabios, y te harás sabio, pero el que frecuenta a los necios se echa a perder.

Proverbios 17:9

El que disimula una ofensa cultiva la amistad, volver sobre la cosa separa del amigo.

Miqueas 7:5

No se fíen de un compañero, no tengan confianza en un amigo; cuídate de abrir la boca delante de la que se recuesta en tu pecho.

2 Corintios 6:14

No tengan relaciones indebidas con los que no creen. Porque, ¿qué tienen en común la justicia con la iniquidad, o la luz con las tinieblas?

Versículos de Amistad y Amor

Juan 3:16

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.

Proverbios 16:28

El hombre perverso siembra discordia, y el calumniador separa a los amigos.

Éxodo 33:11

El Señor conversaba con Moisés cara a cara, como lo hace un hombre con su amigo. Después Moisés regresaba al campamento, pero Josué –hijo de Nun, su joven ayudante– no se apartaba del interior de la Carpa.

Amos 3:3

¿Van juntos dos hombres sin haberse puesto de acuerdo?

Salmo 55:12-14

En su interior hay ruindad; la crueldad y el engaño no se apartan de sus plazas. Si fuera mi enemigo el que me agravia, podría soportarlo; si mi adversario se alzara contra mí, me ocultaría de él. ¡Pero eres tú, un hombre de mi condición, mi amigo y confidente,

Hebreos 13:5

No se dejen llevar de la avaricia, y conténtense con lo que tienen, porque el mismo Dios ha dicho: No te dejaré ni te abandonaré.

1 Samuel 18:1-4

La amistad de Jonatán con David. Apenas David terminó de hablar con Saúl, Jonatán se encariñó con él y llegó a quererlo como a sí mismo. Saúl lo hizo quedar con él aquel día y no lo dejó volver a la casa de su padre. Y Jonatán hizo un pacto con David, porque lo amaba como a sí mismo. El se despojó del manto que llevaba puesto y se lo dio a David, y lo mismo hizo con su indumentaria y hasta con su espada, su arco y su cinturón.

Hebreos 10:24-25

Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras. No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el día.

Proverbios 25:19

Diente picado, pie que vacila es confiar en el traidor cuando llega la adversidad.

Colosenses 3:12-14

Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia. Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo. Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección.

Lucas 6:31

Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes.

Romanos 1:12

Mejor dicho, a fin de que nos reconfortemos unos a otros, por la fe que tenemos en común.

Salmos 133:1

¡Qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos!

Juan 14:27

Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman!

Proverbios 25:17

Pon tu pie raramente en la casa de tu vecino, no sea que se harte de ti y te aborrezca.

Job 16:20-21

Mis amigos se burlan de mí, mientras mis ojos derraman lágrimas ante Dios. ¡Que él sea árbitro entre un hombre y Dios, como entre un hombre y su prójimo!

Romanos 5:10

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más ahora que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida.

Proverbios 15:22

Por falta de deliberación, fracasan los planes, con muchos consejeros, se llevan a cabo.

Romanos 12:10-11

Ámense cordialmente con amor fraterno, estimando a los otros como más dignos. Con solicitud incansable y fervor de espíritu, sirvan al Señor.

Efesios 4:1-6

Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos.

Romanos 12:15

Alégrense con los que están alegres, y lloren con los que lloran.

Santiago 4:8

Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes. Que los pecadores purifiquen sus manos; que se santifiquen los que tienen el corazón dividido.

2 Samuel 15:32-37

Cuando David llegaba a la cumbre, allí donde se adora a Dios, le salió al encuentro Jusai, el arquita, amigo de David, con la túnica hecha jirones y la cabeza cubierta de polvo. David le dijo: «Si sigues adelante conmigo, serás para mí una carga. En cambio, si vuelves a la ciudad y le dices a Absalón: «Rey, yo seré tu servidor; antes servía a tu padre pero ahora te serviré a ti», entonces podrás desbaratar en beneficio mío los planes de Ajitófel. Allí estarán contigo los sacerdotes Sadoc y Abiatar. Todo lo que oigas en la casa del rey se lo comunicarás a ellos. Allí están con ellos sus dos hijos, Ajimáas, el de Sadoc, y Jonatán, el de Abiatar: por medio de ellos me comunicarán todo lo que oigan». Jusai, el amigo de David, llegó a la ciudad al mismo tiempo que Absalón entraba en Jerusalén.

Salmo 73:25

¿A quién sino a ti tengo yo en el cielo? Si estoy contigo, no deseo nada en la tierra.

Salmo 41:9

Hasta mi amigo más íntimo, en quien yo confiaba, el que comió mi pan, se puso contra mí.

Proverbios 20:6

Muchos se precian de su fidelidad, pero ¿quién encontrará a un hombre sincero?

2 Timoteo 1:2-4

Saluda a Timoteo, su hijo muy querido. Te deseo la gracia, la misericordia y la paz que proceden de Dios Padre y de nuestro Señor Jesucristo. Doy gracias a Dios, a quien sirvo con una conciencia pura al igual que mis antepasados, recordándote constantemente, de día y de noche, en mis oraciones. Al acordarme de tus lágrimas, siento un gran deseo de verte, para que mi felicidad sea completa.

Proverbios 27:5-6

Más vale una reprensión abierta que un cariño disimulado. Leal es la herida que inflige el amigo, engañosa los besos del enemigo.

1 Samuel 20:42

Entonces Jonatán dijo a David: «Vete en paz, ya que los dos nos hemos hecho un juramento en nombre del Señor, diciendo: «Que el Señor esté entre tú y yo, entre mi descendencia y la tuya para siempre».

Proverbios 27:14

Saludar al prójimo en alta voz, de madrugada, es tenido en cuenta como una maldición.

Versículos bíblicos para la amistad

Salmo 68:6

Él instala en un hogar a los solitarios y hace salir con felicidad a los cautivos, mientras los rebeldes habitan en un lugar desolado.

Proverbios 11:13

El chismoso revela los secretos, pero el hombre fiel guarda la debida reserva.

2 Samuel 1:26

¡Cuánto dolor siento por ti, Jonatán, hermano mío muy querido! Tu amistad era para mí más maravillosa que el amor de las mujeres.

Job 19:13-21

Mis hermanos se alejaron de mí y soy un extraño para mis amigos. Desaparecieron mis allegados y familiares, me olvidaron los huéspedes de mi casa. Mis servidoras me consideran un extraño, me he convertido en un intruso para ellas. Llamo a mi servidor, y no responde, aunque se lo pida por favor. Mi mujer siente asco de mi aliento, soy repugnante para los hijos de mis entrañas. Hasta los niños pequeños me desprecian: cuando me levanto, se burlan de mí. Mis amigos íntimos me abominan, los que yo amaba se vuelven contra mí. Los huesos se me pegan a la piel y se me desprenden los dientes de las envías. ¡Apiádense, apiádense de mí, amigos míos, porque me ha herido la mano de Dios!

1 Juan 4:7

Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.

1 Pedro 4:8-10

Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor cubre todos los pecados. Practiquen la hospitalidad, sin quejarse. Pongan al servicio de los demás los dones que han recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

Proverbios 16:7

Cuando el Señor se complace en la conducta de un hombre, lo reconcilia hasta con sus mismos enemigos.

1 Juan 3:7

Hijos míos, que nadie los engañe: el que practica la justicia es justo, como él mismo es justo.

2 Timoteo 4:16

Cuando hice mi primera defensa, nadie me acompañó, sino que todos me abandonaron. ¡Ojalá que no les sea tenido en cuenta!

1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos y purificarnos de toda maldad.

Apocalipsis 1:1-2

Revelación de Jesucristo, que le fue confiada por Dios para enseñar a sus servidores lo que tiene que suceder pronto. El envió a su Ángel para transmitírsela a su servidor Juan. Este atestigua que todo lo que vio es Palabra de Dios y testimonio de Jesucristo.

Efesios 4:32

Por el contrario, sean mutuamente buenos y compasivos, perdonándose los unos a los otros como Dios los ha perdonado en Cristo.

Proverbios 12:26

El justo aventaja a los demás, pero a los malvados los extravía su conducta.

1 Samuel 22:23

Pero quédate conmigo y no temas. El que atenta contra tu vida, atenta contra la mía. Junto a mí, estarás bien protegido».

Mateo 18:20

Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos».

Proverbios 27:19

Como el rostro se refleja en el agua, así el hombre se mira a sí mismo en los demás.

Santiago 4:4

¡Corazones adúlteros! ¿No saben acaso que haciéndose amigos del mundo se hacen enemigos de Dios? Porque el que quiere ser amigo del mundo se hace enemigo de Dios.

Proverbios 24:5

Más vale un sabio que un hombre fuerte y un hombre instruido que uno muy vigoroso.

1 Samuel 20:17

Jonatán hizo prestar otra vez juramento a David, a causa del amor que le tenía, porque lo quería como a sí mismo.

1 Juan 2:6

El que dice que permanece en él, debe proceder como él.

Gálatas 6:2

Ayúdense mutuamente a llevar las cargas, y así cumplirán la Ley de Cristo.

1 Juan 4:21

Este es el mandamiento que hemos recibido de él: el que ama a Dios debe amar también a su hermano.

2 Reyes 2:2

Y Elías dijo a Eliseo: «Quédate aquí, porque el señor me ha enviado hasta Betel». Pero Eliseo respondió: «Juro por la vida del Señor y por tu propia vida que no te dejaré». Y bajaron a Betel.

Santiago 2:23

Así se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó en Dios y esto le fue tenido en cuenta para su justificación, y fue llamado amigo de Dios.

Rut 1:16-17

Pero Rut le respondió: «No insistas en que te abandone y me vuelva, porque yo iré adonde tú vayas y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras y allí seré enterrada. Que el Señor me castigue más de lo debido, si logra separarme de ti algo que no sea la muerte».

Job 29:4

¡Si estuviera como en el otoño de mi vida, cuando Dios protegía mi carpa.

¿Qué te han parecido estos Versículos de Amistad que aparecen en la biblia? Es importante saber elegir a nuestros amigos y no permitir que malas compañías entren en nuestra vida. ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre la amistad para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario