+113 Versículos de Fe en la Biblia. Citas bíblicas para mantener la fe

En este artículo, hablaremos sobre los versículos de fe. Textos bíblicos que se utilizan para ayudarnos a comprender mejor la fe cristiana, reflexionando sobre los versos y citas que se encuentran en la Biblia.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con versículos de fe, para que comprendas el mensaje Dios y que no flaquee tu fe, para que te centres en su palabra y te inspires gracias a estos mensajes sobre la fe en la Biblia.

Todos hemos vivido momentos de angustia en los que nuestra confianza se tambalea o se agota. La pérdida del trabajo, los problemas de salud y la muerte ocurren, y nos quedamos preguntando dónde está Dios y por qué ha ocurrido. Los cristianos encontramos seguridad y esperanza en Dios, y seguimos sus mandamientos según la Biblia. La fe se describe como “creencia, confianza y lealtad hacia Dios”. Pero algunas veces esta fe pende de un hilo y no sabemos cómo regresar al camino correcto.

Versículos de Fe

Versículos de Fe. Edición de Versiculos.net. Original por @porstocker a través de Twenty20.

Acude a las Escrituras para que te guíen y te motiven cuando la fe tenga dificultades para seguir creyendo.

Hemos recopilado una lista de nuestros versículos bíblicos favoritos sobre la fe para ayudarte a encontrar valor, esperanza y confianza en Dios en medio de los desafíos de la vida. Dios nos advierte de que nos enfrentaremos a dificultades en este mundo y de que tendremos que afrontar tiempos desconocidos y difíciles. Pero que su mano jamás nos abandonará.

Versículos de fe

Mateo 21:21-22

Jesús les respondió: «Les aseguro que si tienen fe y no dudan, no sólo harán lo que yo acabo de hacer con la higuera, sino que podrán decir a esta montaña: «Retírate de ahí y arrójate al mar», y así lo hará. Todo lo que pidan en la oración con fe, lo alcanzarán».

Hebreos 11:6

Ahora bien, sin la fe es imposible agradar a Dios, porque aquel que se acerca a Dios de creer que él existe y es el justo remunerador de los que lo buscan.

Romanos 10:17

La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo.

Marcos 11:22

Jesús respondió: «Tengan fe en Dios.

Marcos 11:24

Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán.

Efesios 2:8-9

Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios; 9 y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe.

Proverbios 3:5

Confía en el Señor y de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.

Proverbios 3:6

Reconócelo a él en todos sus caminos y él allanará tus senderos.

2 Corintios 5:6-7

Por eso, nos sentimos plenamente seguros, sabiendo que habitar en este cuerpo es vivir en el exilio, lejos del Señor; porque nosotros caminamos en la fe y todavía no vemos claramente.

1 Pedro 1:3

Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, nos hizo renacer, por la resurrección de Jesucristo, a una esperanza viva.

Romanos 10:9

Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado.

Gálatas 2:20

y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí: la vida que sigo viviendo en la carne, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

Romanos 8:31

¿Qué diremos después de todo esto? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

Santiago 2:20-26

¿Quieres convencerte, hombre insensato, de que la fe sin obras es estéril?. ¿Acaso nuestro padre Abraham no fue justificado por las obras, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?. ¿Ves como la fe no estaba separada de las obras, y por las obras alcanzó su perfección?. Así se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó en Dios y esto le fue tenido en cuenta para su justificación, y fue llamado amigo de Dios. Como ven, el hombre no es justificado sólo por la fe, sino también por las obras. ¿Acaso Rahab, la prostituta, no fue justificada por las obras, cuando recibió a los mensajeros y les hizo tomar otro camino? De la misma manera que un cuerpo sin alma está muerto, así está muerta la fe sin las obras.

Santiago 2:17

Lo mismo pasa con la fe: si no va acompañada de las obras, está completamente muerta.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza los llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en ustedes por obra del Espíritu Santo.

Hebreos 10:38

El justo vivirá por la fe, pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo.

Filipenses 4:13

Yo lo puedo todo en aquel que me conforta.

Marcos 9:35

Entonces, sentándose, llamó a los Doce y les dijo: «El que quiere ser el primero, debe hacerse el último de todos y el servidor de todos».

Juan 20:29

Jesús le dijo: «Ahora crees, porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto!».

1 Pedro 5:7

Descarguen en él todas sus inquietudes, ya que él se ocupa de ustedes.

1 Corintios 13:13

En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande todas es el amor.

Marcos 10:52

Jesús le dijo: «Vete, tu fe te ha salvado». En seguida comenzó a ver y lo siguió por el camino.

Romanos 5:1-5

Justificados, entonces, por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por él hemos alcanzado, mediante la fe, la gracia en la que estamos afianzados, y por él nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Más aún, nos gloriamos hasta de las mismas tribulaciones, porque sabemos que la tribulación produce la constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza. Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

Mateo 15:28

Entonces Jesús le dijo: «Mujer, ¡qué grande es tu fe! ¡Que se cumpla tu deseo!». Y en ese momento su hija quedó curada.

1 Corintios 10:13

Hasta ahora, ustedes no tuvieron tentaciones que superen sus fuerzas humanas. Dios es fiel, y él no permitirá que sean tentados más allá de sus fuerzas. Al contrario, en el momento de la tentación, les dará el medio de librarse de ella, y los ayudará a soportarla.

Salmo 46:10

Elimina la guerra hasta los extremos del mundo; rompe el arco, quiebra la lanza y prende fuego a los escudos.

Mateo 6:24

Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero.

2 Pedro 1:20-21

Pero tengan presente, ante todo, que nadie puede interpretar por cuenta propia una profecía de la Escritura. Porque ninguna profecía ha sido anunciada por voluntad humana, sino que los hombres han hablado de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo.

Santiago 1:3

Sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia.

Versículos de fe y esperanza

Lucas 17:5

Los Apóstoles dijeron al Señor: «Auméntanos la fe».

Juan 3:36

El que cree en el Hijo tiene Vida eterna. El que se niega a creer en el Hijo no verá la Vida, sino que la ira de Dios pesa sobre él.

1 Juan 4:1

Queridos míos, no crean a cualquiera que se considere inspirado: pongan a prueba su inspiración, para ver si procede de Dios, porque han aparecido en el mundo muchos falsos profetas.

Mateo 17:20

Porque ustedes tienen poca fe, les dijo. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: «Trasládate de aquí a allá», y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes».

2 Timoteo 4:7

He peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe.

Gálatas 2:16

Pero como sabemos que el hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe en Jesucristo, hemos creído en él, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la Ley.

Romanos 1:16-17

Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son. En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El justo vivirá por la fe.

Efesios 4:29

No profieran palabras inconvenientes; al contrario, que sus palabras sean siempre buenas, para que resulten edificantes cuando sea necesario y hagan bien a aquellos que las escuchan.

Hebreos 12:2

Fijemos la mirada en el iniciador y consumador de nuestra fe, en Jesús, el cual, en lugar del gozo que se les ofrecía, soportó la cruz sin tener en cuenta la infamia, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

Lucas 1:37

Porque no hay nada imposible para Dios».

Hebreos 10:24-25

Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras. No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el día.

Romanos 8:28

Sabemos, además, que Dios dispone, todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos que él llamó según su designio.

1 Tesalonicenses 1:3

Y sin cesar tenemos presente delante de Dios, nuestro Padre, cómo ustedes han manifestado su fe con obras, su amor con fatigas y su esperanza en nuestro Señor Jesucristo con una firme constancia.

Hebreos 11:7

Por la fe, Noé, al ser advertido por Dios acerca de lo que aún no se veía, animado de santo temor, construyó un arca para salvar a su familia. Así, por esa misma fe, condenó al mundo y heredó la justicia que viene de la fe.

Juan 16:13

Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.

Josué 1:9

¿Acaso no soy yo el que te ordeno que seas fuerte y valiente? No temas ni te acobardes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas».

Gálatas 5:22

Por el contrario, el fruto del Espíritu es: amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza.

Juan 11:25-26

Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá: y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?».

1 Tesalonicenses 5:11

Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo.

1 Corintios 13:2

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada.

Juan 20:31

Estos han sido escritos para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y creyendo, tengan Vida en su Nombre.

2 Timoteo 3:16-17

Toda la Escritura está inspirada por Dios, y es útil para enseñar y para argüir, para corregir y para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer siempre el bien.

Filipenses 4:19

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Juan 1:1

Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.

Lucas 17:6

Él respondió: «Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, y dijeran a esa morera que está ahí: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, ella les obedecería.

Versículos de fe y confianza en Dios

Romanos 14:23

Pero el que come a pesar de sus dudas, es culpable porque obra de mala fe. Y todo lo que no se hace de buena fe es pecado.

Gálatas 3:26-27

Porque todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús, ya que todos ustedes, que fueron bautizados en Cristo, han sido revestidos de Cristo.

Salmo 119:30

Elegí el camino de la verdad, puse tus decretos delante de mí.

1 Timoteo 6:11

En lo que a ti concierne, hombre Dios, huye de todo esto. Practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la bondad.

Marcos 5:36

Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas».

Romanos 12:3

En virtud de la gracia que me fue dada, le digo a cada uno de ustedes: no se estimen más de lo que conviene; pero tengan por ustedes una estima razonable, según la medida de la fe que Dios repartió a cada uno.

Hebreos 11:2

Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación.

Filipenses 4:6-8

No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús. En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de sus pensamientos.

Efesios 6:16

Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno.

Lucas 7:50

Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz».

Gálatas 3:26

Porque todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús,

Romanos 8:24-25

Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve? En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia.

Hebreos 11:1

Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.

Romanos 12:12

Alégrense en la esperanza, sean pacientes en la tribulación y perseverantes en la oración.

1 Pedro 1:8-9

Porque ustedes lo aman sin haberlo visto, y creyendo en él sin verlo todavía, se alegran con un gozo indecible y lleno de gloria, seguros de alcanzar el término de esa fe, que es la salvación.

Efesios 3:16-17

Que él se digne fortificarlos por medio de su Espíritu, con forme a la riqueza de su gloria, para que crezca en ustedes el hombre interior. Que Cristo habite en sus corazones por la fe, y sean arraigados y edificados en el amor.

Marcos 9:24

Inmediatamente el padre del niño exclamó: «Creo, ayúdame porque tengo poca fe».

Juan 3:16

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.

1 Juan 5:5

¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?.

Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.

Isaías 40:31

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Salmo 23:1-6

Salmo de David. El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. El me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza. Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo.

Santiago 1:6

Pero que pida con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a las olas del mar levantadas y agitadas por el viento.

Juan 6:35

Jesús les respondió: «Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed.

Juan 7:38

El que cree en mí». Como dice la Escritura: “De su seno brotarán manantiales de agua viva”.

Versículos para mejorar nuestra fe

Juan 1:12

Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios.

Habacuc 2:4

El que no tiene el alma recta, sucumbirá, pero el justo vivirá por su fidelidad.

Romanos 12:2

No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.

Lucas 18:27

Jesús respondió: «Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios».

Santiago 2:24

Como ven, el hombre no es justificado sólo por la fe, sino también por las obras.

1 Pedro 3:15

Por el contrario, glorifiquen en sus corazones a Cristo, el Señor. Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen.

Santiago 2:18

Sin embargo, alguien puede objetar: «Uno tiene la fe y otro, las obras». A ese habría que responderle: «Muéstrame, si puedes, tu fe sin las obras. Yo, en cambio, por medio de las obras, te demostraré mi fe»

Santiago 1:5-8

Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que la pida a Dios, y la recibirá, porque él la da a todos generosamente, sin exigir nada en cambio. Pero que pida con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a las olas del mar levantadas y agitadas por el viento. El que es así no espere recibir nada del Señor, ya que es un hombre interiormente dividido e inconstante en su manera de proceder.

Romanos 14:1

Sean comprensivos con el que es débil en la fe, sin entrar en discusiones.

Juan 11:40

Jesús le dijo: «¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?».

Santiago 2:19

¿Tú crees que hay un solo Dios? Haces bien. Los demonios también creen, y sin embargo, tiemblan.

Marcos 16:16

El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará.

Hebreos 11:11

También por la fe, Sara recibió el poder de concebir, a pesar de su edad avanzada, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía.

Juan 6:47

Les aseguro que el que cree, tiene Vida eterna.

Romanos 4:20-21

El no dudó de la promesa de Dios, por falta de fe, sino al contrario, fortalecido por esa fe, glorificó a Dios, plenamente convencido de que Dios tiene poder para cumplir lo que promete.

1 Corintios 16:13

Estén atentos, permanezcan firmes en la fe, compórtense varonilmente, sean fuertes.

Jeremías 29:11

Porque yo conozco muy bien los planes que tengo proyectados sobre ustedes –oráculo del Señor–: son planes de prosperidad y no de desgracia, para asegurarles un porvenir y una esperanza.

Mateo 9:22

Jesús se dio vuelta, y al verla, le dijo: «Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado». Y desde ese instante la mujer quedó curada.

Juan 8:24

Por eso les he dicho: “Ustedes morirán en sus pecados”. Porque si no creen que Yo Soy, morirán en sus pecados».

Marcos 9:23

«¡Si puedes…!», respondió Jesús. «Todo es posible para el que cree».

1 Juan 5:4

Y cuando llegue el Jefe de los pastores, recibirán la corona imperecedera de gloria.

Gálatas 5:6

En efecto, en Cristo Jesús, ya no cuanta la circuncisión ni la incircuncisión, sino la fe que obra por medio del amor.

Juan 14:6

Jesús le respondió: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí.

1 Timoteo 1:19

Conservando la fe y la buena conciencia. Por no haber tenido una buena conciencia algunos fracasaron en la fe,

1 Corintios 2:5

Para que ustedes no basaran su fe en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

1 Juan 5:1

Exhorto a los presbíteros que están entre ustedes, siendo yo presbítero como ellos y testigo de los sufrimientos de Cristo y copartícipe de la gloria que va a ser revelada.

Romanos 15:4

Ahora bien, todo lo que ha sido escrito en el pasado, ha sido escrito para nuestra instrucción, a fin de que por la constancia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza.

Romanos 10:10

Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación.

1 Juan 5:13

Les he escrito estas cosas, a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen la Vida eterna.

Salmo 28:7

El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confía en él. Mi corazón se alegra porque recibí su ayuda: por eso le daré gracias con mi canto.

1 Pedro 1:7

Así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de Jesucristo.

1 Timoteo 6:12

Pelea el buen combate de la fe, conquista la Vida eterna, a la que has sido llamado y en vista de la cual hiciste una magnífica profesión de fe, en presencia de numerosos testigos.

Romanos 8:18

Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la gloria futura que se revelará en nosotros.

¿Qué te han parecido estos versículos de Fe que aparecen en la biblia? En los momentos más duros es cuando la fe debe inspirar nuestros actos. ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre la fe para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario