+75 Versículos sobre la Paciencia. Citas bíblicas como guía para mantener la paciencia y serenidad.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con Versículos sobre la Paciencia. Para pedir a Dios que nos colme de su amor y nos de la sabiduría de sobrellevar cualquier tempestad. Inspírate con estos Versículos sobre la Paciencia, para que sea la palabra y la misericordia de Dios lo que mantenga tu vida en paz y armonía.

Vivimos en un mundo en el que no paramos; el trabajo, la familia, los amigos, todo requiere tiempo, esfuerzo físico y mental y a veces nos cuesta detenernos cuando debemos. Queremos ser buenos cristianos, pero es difícil. En ese momento debemos dar un respiro y refugiarnos en la santa palabra de Dios, los versículos de paciencia nos ayudarán a canalizar las cosas que tenemos en nuestra mente día con día. Además, esto nos dará la certeza de que Dios tiene un tiempo justo para cada uno de nosotros, solo debemos esperar en su nombre.

Versículos sobre la Paciencia

Versículos sobre la Paciencia. Foto por @sixfootthreee a través de Twenty20.

Versículos de Paciencia y Perseverancia

Gálatas 6:9

No nos cansemos de hacer el bien, porque la cosecha llegará a su tiempo si no desfallecemos.

Hebreos 6:12

Así, en lugar de dejarse estar perezosamente, imitarán el ejemplo de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Mateo 10:22

Al discípulo le basta ser como su maestro y al servidor como su dueño. Si al dueño de casa lo llamaron Belzebul, ¡cuánto más a los de su casa!

Apocalipsis 3:11

Yo volveré pronto: conserva firmemente lo que ya posees, para que nadie pueda arrebatarte la corona.

Santiago 5:7

Tengan paciencia, hermanos, hasta que llegue el Señor. Miren cómo el sembrador espera el fruto precioso de la tierra, aguardando pacientemente hasta que caigan las lluvias del otoño y de la primavera.

1 Corintios 13:5

No procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido.

Juan 13:7

Jesús le respondió: «No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás».

Lamentaciones 3:26-27

Es bueno esperar en silencio la salvación que viene del Señor. Es bueno para el hombre cargar con el yugo desde su juventud.

Proverbios 25:15

Con mucha paciencia se convence a un magistrado, y la lengua suave quiebra hasta un hueso.

Salmo 86:1

Protégeme, porque soy uno de tus fieles, salva a tu servidor que en ti confía.

Jeremías 29:11

Porque yo conozco muy bien los planes que tengo proyectados sobre ustedes –oráculo del Señor–: son planes de prosperidad y no de desgracia, para asegurarles un porvenir y una esperanza.

1 Timoteo 1:16

Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que van a creer en él para alcanzar la Vida eterna.

2 Tesalonicenses 3:5

Que el Señor los encamine hacia el amor de Dios y les dé la perseverancia de Cristo.

1 Corintios 13:4

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece.

Salmo 37:7-9

Descansa en el Señor y espera en él; no te exasperes por el hombre que triunfa, ni por el que se vale de la astucia para derribar al pobre y al humilde. Domina tu enojo, reprime tu ira; no te exasperes, no sea que obres mal; porque los impíos serán aniquilados, y los que esperan al Señor, poseerán la tierra.

Éxodo 14:14

El Señor combatirá por ustedes, sin que ustedes tengan que preocuparse por nada».

Romanos 2:4

¿O desprecias la riqueza de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, sin reconocer que esa bondad te debe llevar a la conversión?

Mateo 24:42

Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.

Gálatas 5:22-23

Por el contrario, el fruto del Espíritu es: amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia. Frente a estas cosas, la Ley está demás.

Apocalipsis 3:10

Ya que has cumplido mi consigna de ser constante, yo también te preservaré en la hora de la tribulación, que ha de venir sobre el mundo entero para poner a prueba a todos los habitantes de la tierra.

Santiago 1:20

La ira del hombre nunca realiza la justicia de Dios.

2 Timoteo 2:24

El que sirve al Señor no debe tomar parte en querellas. Por el contrario, tienen que ser amable con todos, apto para enseñar y paciente en las pruebas.

Santiago 1:19

Tengan bien presente, hermanos muy queridos, que debemos estar dispuestos a escuchar y ser lentos para hablar y para enojarnos.

2 Timoteo 2:12

Si somos constantes, reinaremos con él. Si renegamos de él, él también renegará de nosotros.

2 Timoteo 4:2

Proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar.

Versículos para Tener Paciencia

Santiago 1:2

Hermanos, alégrense profundamente cuando se vean sometidos a cualquier clase de pruebas.

Santiago 5:8

Tengan paciencia y anímense, porque la Venida del Señor está próxima.

Romanos 15:5

Que el Dios de la constancia y del consuelo les conceda tener los mismos sentimientos unos hacia otros, a ejemplo de Cristo Jesús.

Romanos 12:13

Consideren como propias las necesidades de los santos y practiquen generosamente la hospitalidad.

2 Crónicas 15:7

Pero ustedes, ¡manténganse firmes y no desfallezcan! Porque sus obras serán recompensadas».

Hebreos 12:1

Por lo tanto, ya que estamos rodeados de una verdadera nube de testigos, despojémonos de todo lo que nos estorba, en especial del pecado, que siempre nos asedia, y corramos resueltamente al combate que se nos presenta.

Romanos 8:25

En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia.

Salmo 103:8

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia.

Salmo 30:13

Para que mi corazón te cante sin cesar. ¡Señor, Dios mío, te daré gracias eternamente!

Salmo 30:5

Porque su enojo dura un instante, y su bondad, toda la vida.

Proverbios 3:5

Confía en el Señor y de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.

Lucas 8:15

Lo que cayó en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen, y dan fruto gracias a sus constancia.

Efesios 4:2

Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor.

Isaías 40:31

Pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, despliegan alas como las águilas; corren y no se agotan, avanzan y no se fatigan.

Lucas 21:19

Gracias a la constancia salvarán sus vidas.

Proverbios 16:32

El que tarda en enojarse vale más que un héroe, y el dueño de sí mismo, más que un conquistador.

Eclesiastés 7:9

No te dejes llevar por el enojo, porque el enojo se alberga en el pecho de los necios.

2 Samuel 5:4

David tenía treinta años cuando comenzó a reinar y reinó cuarenta años.

Filipenses 4:6

No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios.

Colosenses 3:13

Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo.

Hebreos 6:15

Y por su paciencia, Abraham vio la realización de esta promesa.

Proverbios 14:29

El que tarda en enojarse muestra gran inteligencia, el iracundo pone de manifiesto su necedad.

Isaías 30:18

A pesar de todo, el Señor espera para apiadarse de ustedes; a pesar de todo, él se levantará para tenerles compasión; porque el Señor es un Dios de justicia. ¡Felices todos los que esperan en él!

Romanos 15:1

Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no complacernos a nosotros mismos.

Salmo 27:14

Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor.

Versículos para tener Paciencia y Armonía con la Familia

Proverbios 10:28

La esperanza de los justos es alegre, pero la expectativa de los malvados se desvanecerá.

Salmo 40:1

Esperé confiadamente en el Señor: él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.

Santiago 1:3-4

Sabiendo que la fe, al ser probada, produce la paciencia. Y la paciencia debe ir acompañada de obras perfectas, a fin de que ustedes lleguen a la perfección y a la madurez, sin que les falte nada.

Colosenses 1:10

Así podrán comportarse de una manera digan del Señor, agradándolo en todo, fructificando en toda clase de obras buenas y progresando en el conocimiento de Dios.

Romanos 3:25

El fue puesto por Dios como instrumento de propiciación por su propia sangre, gracias a la fe. De esa manera, Dios ha querido mostrar su justicia.

Salmo 5:3

Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta.

2 Pedro 3:11-15

A que todas las cosas se desintegrarán de esa manera, ¡qué santa y piadosa debe ser la conducta de ustedes, esperando y acelerando la venida del Día del Señor! Entonces se consumirán los cielos y los elementos quedarán fundidos por el fuego. Pero nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia. Por eso, queridos hermanos, mientras esperan esto, procuren vivir de tal manera que él los encuentre en paz, sin mancha ni reproche. Tengan en cuenta que la paciencia del Señor es para nuestra salvación, como les ha escrito nuestro hermano Pablo, conforme a la sabiduría que le ha sido dada.

Proverbios 3:6

Reconócelo a él en todos sus caminos y él allanará tus senderos.

Romanos 5:3-5

Más aún, nos gloriamos hasta de las mismas tribulaciones, porque sabemos que la tribulación produce la constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza. Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

1 Tesalonicenses 5:14

Los exhortamos también a que reprendan a los indisciplinados, animen a los tímidos, sostengan a los débiles, y sean pacientes con todos.

Mateo 24:13

Pero el que persevere hasta el fin, se salvará.

Colosenses 3:12

Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia.

Santiago 5:11

Porque nosotros llamamos felices a los que sufrieron con paciencia. Ustedes oyeron hablar de la paciencia de Job, y saben lo que hizo el Señor con él, porque el Señor es compasivo y misericordioso.

Jeremías 17:7

No seas para mí un motivo de terror, tú, mi refugio en el día de la desgracia.

Colosenses 1:11

Fortalecidos plenamente con el poder de su gloria, adquirirán una verdadera firmeza y constancia de ánimo.

Lamentaciones 3:25

El Señor es bondadoso con los que esperan en él, con aquellos que lo buscan.

Salmo 44:3

No ocuparon la tierra con su espada ni su brazo les obtuvo la victoria: fue tu mano derecha y tu brazo, fue la luz de tu rostro, porque los amabas.

2 Corintios 11:19

Y cuando estaba entre ustedes, aunque me encontré necesitado, no fui gravoso para nadie, porque los hermanos que habían venido de Macedonia me proveyeron de lo que necesitaba. Siempre evité serles una carga, y así lo haré siempre.

Hebreos 11:1

Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.

Joel 2:13

Desgarren su corazón y no sus vestiduras, y vuelvan al Señor, su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y rico en fidelidad, y se arrepiente de tus amenazas.

Hebreos 10:36

Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa.

Eclesiastés 7:8

Más vale el fin de una cosa que su comienzo y más vale ser paciente que pretender demasiado.

Romanos 8:23-24

Y no sólo ella: también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente anhelando que se realice la redención de nuestro cuerpo. Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve?

Proverbios 15:18

El hombre iracundo provoca altercados, el que tarda en enojarse aplaca las disputas.

2 Pedro 3:8-9

Pero ustedes, queridos hermanos, no deben ignorar que, delante del Señor, un día es como mil años y mil años como un día. El señor no tarda en cumplir lo que ha prometido, como algunos se imaginan, sino que tiene paciencia con ustedes porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se conviertan.

¿Qué te han parecido estos Versículos sobre la Paciencia que aparecen en la biblia? Recuerda que Dios te pide seas paciente, valiente y sobre todo, humilde. Él conoce lo mejor para cada uno de sus hijos, y sus tiempos son perfectos. ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre la Paciencia que desees aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario