+101 Versículos para niños en la Biblia. Citas bíblicas para enseñar la fe a los niños.

En este artículo, te mostraremos los versículos para niños, más importantes. Textos bíblicos para ayudarnos a comprender mejor las frases de la Biblia para los niños, así como a reflexionar sobre los versos y las citas que aparecen en ella.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con versículos para niños, para que empiecen desde muy pequeños a conocer el camino y la palabra de Dios. Inspírate con estos mensajes de amor y de enseñanza de la biblia para niños.

La Biblia puede enseñar a personas de todas las edades, incluidos los niños, la verdad de Dios. La Palabra de Dios nos insta a educar a nuestros hijos en la dirección que deben seguir, para que no se desvíen de ella cuando crezcan.

Versículos para Niños

Versículos para Niños. Edición de Versiculos.net. Original por @Nastyaofly a través de Twenty20

Como padres, abuelos y familiares, es fundamental que ayudemos a nuestros hijos a aprender y comprender las promesas de Dios, el significado de su palabra y cómo empezó todo gracias a él. Nuestros hijos sabrán qué camino elegir si los guiamos con ejemplos de Jesucristo y les hablamos de las Escrituras. Los niños aprenderán importantes lecciones a partir de lo que les enseñemos como padres, y es nuestra responsabilidad mostrarles el camino de la vida eterna.

Nuestros hijos son descritos en la Biblia como un regalo de Dios, y es nuestra responsabilidad ayudarles a entender por qué son tan valiosos. Aprenderán rápidamente por qué su fe es tan importante y cómo pueden difundir el amor del Señor a los demás gracias a las enseñanzas de Jesús. Lee y llénate del amor de Dios a través de estos versículos bíblicos para niños.

Versículos para niños

Mateo 19:14

Pero Jesús les dijo: «Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos».

Nahum 1:7

El Señor es bueno con los que esperan en él, es un refugio en el día de la angustia; reconoce a los que confían en él.

Salmo 119:11

Conservo tu palabra en mi corazón, para no pecar contra ti.

Génesis 1:1

Al principio Dios creó el cielo y la tierra.

Juan 10:11

Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas.

Joel 2:32

Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

1 Samuel 17:47

Y toda esta asamblea reconocerá que el Señor da la victoria sin espada ni lanza. Porque esta es una guerra del Señor, y él los entregará en nuestras manos».

Zacarías 4:6

Esta es la palabra del Señor acerca de Zorobabel: ¡No por el poder ni por la fuerza, sino por mi espíritu…! –dice el Señor de los ejércitos–.

Nehemías 1:11

¡Ah, Señor! Que tus oídos estén atentos a la plegaria de tu servidor y a la plegaria de tus servidores, que se complacen en venerar tu Nombre. Permíteme lograr mi cometido y que sea bien recibido por el rey».

Filipenses 4:4

Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense.

Salmo 56:3

Cuando me asalta el temor, yo pongo mi confianza en ti, Dios Altísimo.

Sofonías 3:17

¡El Señor, tu Dios, está en medio de ti, es un guerrero victorioso! El exulta de alegría a causa de ti, te renueva con su amor y lanza por ti gritos de alegría.

Ezequiel 36:26

Les daré un corazón nuevo y pondré en ustedes un espíritu nuevo: les arrancaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne.

Salmo 138:1

Te doy gracias, Señor, de todo corazón, te cantaré en presencia de los ángeles.

1 Tesalonicenses 5:17

Oren sin cesar.

Efesios 4:32

Por el contrario, sean mutuamente buenos y compasivos, perdonándose los unos a los otros como Dios los ha perdonado en Cristo.

2 Samuel 7:22

Por eso tú eres grande Señor, no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, por todo lo que hemos escuchado con nuestros propios oídos.

Proverbios 13:20

Acude a los sabios, y te harás sabio, pero el que frecuenta a los necios se echa a perder.

Amos 5:4

Así habla el Señor a la casa de Israel: Búsquenme a mí, y vivirán.

Jueces 6:12

Los madianitas oprimieron a Israel, y para librarse de ellos, los israelitas se hicieron escondites en las cuevas de las montañas, en las cavernas y en los lugares escarpados.

Eclesiastés 12:13

En conclusión: una vez oído todo esto, teme al Señor y observa sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre.

Isaías 30:15

Porque así habla el Señor, el Santo de Israel: En la conversión y en la calma está la salvación de ustedes; en la serenidad y la confianza está su fuerza. ¡Pero ustedes no lo han querido!

Colosenses 3:16

Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados.

Proverbios 15:5

El necio desprecia la instrucción de su padre, el que acepta la reprensión se muestra prudente.

Esdras 7:28

Y me hizo ganar el favor del rey, de sus consejeros y de los más importantes funcionarios reales! Yo cobré ánimo porque el Señor estaba conmigo, y reuní a algunos jefes de Israel para que me acompañaran.

Números 6:24

Que el Señor te bendiga y te proteja.

1 Juan 3:23

Su mandamiento es este: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como él nos ordenó.

Proverbios 2:6

Porque el Señor da la sabiduría, de su boca proceden la ciencia y la inteligencia.

Hechos 16:31

Ellos le respondieron: «Cree en el Señor Jesús y te salvarás, tú y toda tu familia».

Lamentaciones 3:23

Ellas se renuevan cada mañana, ¡qué grande es tu fidelidad!

Versículos cortos para niños

Romanos 10:13

Ya que todo el que invoque el nombre del Señor se salvará.

Gálatas 6:7

No se engañen: nadie se burla de Dios. Se recoge lo que se siembra.

Salmo 150:6

Que todos los seres vivientes alaben al Señor! ¡Aleluya!

Isaías 26:4

Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna.

Mateo 28:20

Y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo».

2 Reyes 6:16

«No temas, respondió él, porque los que están con nosotros son más que los que están con ellos».

Salmo 119:105

Tu palabra es una lámpara para mis pasos, y una luz en mi camino.

Lucas 6:31

Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes.

Salmo 145:9

[Tet] el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas.

Miqueas 6:8

Se te ha indicado, hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: nada más que practicar la justicia, amar la fidelidad y caminar humildemente con tu Dios.

Filipenses 4:13

Yo lo puedo todo en aquel que me conforta.

Lucas 2:52

Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia, delante de Dios y de los hombres.

Salmo 19:1

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

1 Juan 5:3

El amor a Dios consiste en cumplir sus mandamientos, y sus mandamientos no son una carga.

1 Juan 4:19

Nosotros amamos porque Dios nos amó primero.

Jonás 2:2

y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol clamé, Y mi voz oíste.

Mateo 28:6

No está aquí, porque ha resucitado como lo había dicho. Vengan a ver el lugar donde estaba.

Habacuc 3:19

El Señor, mi Señor, es mi fortaleza: él da a mis pies la agilidad de las gacelas y me hace caminar por las alturas.

Romanos 3:23

Todos han pecado y están privados de la gloria de Dios.

Salmo 136:1

¡Aleluya! ¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor!

Mateo 6:24

Nadie puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien, se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero.

Eclesiastés 5:18

Además, si Dios ha dado a un hombre riquezas y posesiones, y le permite disfrutar de ellas, tomar la parte que le toca y alegrarse de su trabajo, ¡eso es un donde Dios!

Juan 11:35

Jesús lloró.

Mateo 5:14

Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña.

1 Corintios 10:31

En resumen, sea que ustedes coman, sea que beban, o cualquier cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios.

Colosenses 3:2

Tengan el pensamiento puesto en las cosas celestiales y no en las de la tierra.

Salmo 107:1

¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor!

Deuteronomio 6:5

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Efesios 4:30

No entristezcan al Espíritu Santo de Dios, que los ha marcado con un sello para el día de la redención.

Proverbios 3:5

Confía en el Señor y de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.

Mateo 22:39

El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

1 Timoteo 4:12

Que nadie menosprecie tu juventud: por el contrario, trata de ser un modelo para los que creen, en la conversación, en la conducta, en el amor, en la fe, en la pureza de vida.

Job 5:17-18

¡Feliz el hombre a quien Dios reprende y que no desdeña la lección del Todopoderoso! Porque él hiere, pero venda la herida; golpea, pero sana con sus manos.

Jeremías 1:5

Al ver delante y detrás de ellos una multitud que los adora. Digan más bien en su corazón: «A ti, Señor, hay que adorar».

Santiago 1:27

La religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas cuando están necesitados, y en no contaminarse con el mundo.

Versículos de fe para niños

Daniel 2:28

Sin embargo, hay en el cielo un Dios que revela los misterios, y que ha dado a conocer al rey Nabucodonosor lo que sucederá en los días venideros. Tu sueño y las visiones de tu imaginación, cuando estabas en tu lecho, fueron estos:

Salmo 118:24

Este es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos en él.

Ester 4:14

No, si te quedas callada en este preciso momento, el alivio y la liberación les vendrán a los judíos de otra parte, mientras que tú y la casa de tu padre desaparecerán. ¡Quién sabe si no has llegado a ser reina precisamente para una ocasión como esta!».

Josué 1:5

Mientras vivas, nadie resistirá delante de ti; yo estaré contigo como estuve con Moisés: no te dejaré ni te abandonaré.

Juan 3:16

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.

1 Reyes 18:21

Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándo van a andar rengueando de las dos piernas? Si el Señor es Dios, síganlo; si es Baal, síganlo a él. Pero el pueblo no le respondió ni una palabra.

Josué 1:9

Acaso no soy yo el que te ordeno que seas fuerte y valiente? No temas ni te acobardes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas».

Proverbios 14:5

Un testigo veraz no engaña, pero el testigo falso profiere mentiras.

Hechos 5:29

Pedro, junto con los Apóstoles, respondió: «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.

Proverbios 20:11

Por su manera de obrar, el niño ya da a conocer si su conducta será pura y recta.

Romanos 10:13

Ya que todo el que invoque el nombre del Señor se salvará.

Salmo 1:6

Porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal.

Proverbios 30:5

Toda palabra de Dios es acrisolada, Dios es un escudo para el que se refugia en él.

Levítico 19:18

No serás vengativo con tus compatriotas ni les guardarás rencor. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.

Isaías 43:5

No temas, porque yo estoy contigo: traeré a tu descendencia desde Oriente y te reuniré desde Occidente.

Malaquías 2:10

¿No tenemos todos un solo Padre? ¿No nos ha creado un solo Dios? ¿Por qué nos traicionamos unos a otros, profanando así la alianza de nuestros padres?

2 Crónicas 15:2

Salió al encuentro de Asá y le dijo: «¡Escúchenme, Asá y todo Judá y Benjamín! El Señor está con ustedes cuando ustedes están con él. Si lo buscan, él se dejará encontrar por ustedes; si lo abandonan, él los abandonará.

Oseas 14:9

Efraím, ¿Qué tengo aún que ver con los ídolos? Yo le respondo y velo por él. Soy como un ciprés siempre verde, y de mí procede tu fruto.

Colosenses 3:20

Hijos, obedezcan siempre a sus padres, porque esto es agradable al Señor.

Mateo 21:22

Todo lo que pidan en la oración con fe, lo alcanzarán».

Hageo 2:5

Según el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio de vosotros, no temáis.

Efesios 4:29

No profieran palabras inconvenientes; al contrario, que sus palabras sean siempre buenas, para que resulten edificantes cuando sea necesario y hagan bien a aquellos que las escuchan.

1 Crónicas 16:11

¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro.

1 Juan 1:5

La noticia que hemos oído de él y que nosotros les anunciamos, es esta: Dios es luz, y en él no hay tinieblas.

Efesios 6:1

Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor porque esto es lo justo.

Rut 3:11

Y ahora, no temas, hija mía. Haré por ti todo lo que me digas, porque toda la gente de mi pueblo sabe muy bien que eres una mujer virtuosa.

Génesis 16:13

Y el Ángel del Señor le siguió diciendo: «Tú has concebido y darás a luz un hijo, al que llamarás Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción.

Salmo 55:16

Que la muerte los sorprenda, que bajen vivos al Abismo, porque dentro de sus moradas sólo existe la maldad.

Proverbios 31:8

Abre tu boca en favor del mudo y en defensa de todos los desamparados.

Salmo 46:10

Elimina la guerra hasta los extremos del mundo; rompe el arco, quiebra la lanza y prende fuego a los escudos.

Isaías 6:8

Yo oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?». Yo respondí: «¡Aquí estoy: envíame!».

Éxodo 14:14

El Señor combatirá por ustedes, sin que ustedes tengan que preocuparse por nada».

Santiago 1:17

Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto y desciende del Padre de los astros luminosos, en quien no hay cambio ni sombra de declinación.

Hebreos 13:8

Jesucristo es el mismo ayer y hoy, y lo será para siempre.

Salmo 139:14

Te doy gracias porque fui formado de manera tan admirable. ¡Qué maravillosas son tus obras! Tú conocías hasta el fondo de mi alma.

Cantar de los Cantares 6:3

¡Mi amado es para mí, y yo soy para mi amado, que apacienta su rebaño entre los lirios!

¿Qué te han parecido estos Versículos para Niños que aparecen en la biblia? Es una forma de enseñar desde muy pequeños la palabra de Dios, es así como forjamos seres humanos devotos de su palabra y llenos de fe ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre esperanza para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario