+50 Versículos sobre el Respeto. Citas bíblicas para tener entendimiento, paciencia y respeto.

En este artículo, hemos compilado los versículos sobre el Respeto, más importantes. Textos bíblicos que te ayudarán a tener respeto por el prójimo, ayudándote de las frases de la biblia. Cada uno con versos y citas que en ella aparecen.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con Versículos sobre el Respeto. Para recordar la palabra de Dios ante todo, amemos y respetemos al prójimo , nos dice su palabra. Inspírate con estos Versículos sobre el Respeto, para que sea Dios quien decida sobre tus actitudes y en cómo percibes a los demás.

Sabemos que cada ser humano tiene una personalidad, gustos y costumbres diferentes, pero todos somos hijos de Dios, todos somos hermanos. Es por ello importante que recordemos que Dios nos dice: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Esto habla de compartir, de aguardar y sobre todo, de respetar al prójimo. Te damos estos versículos que te ayudarán a entender mejor el respeto que debes dar, que es el mismo que debes recibir.

Versículos sobre el Respeto

Versículos sobre el Respeto. Foto por truthseeker08 en Pixabay.

Versículos Sobre El Respeto

Hebreos 2:9

Pero a aquel que fue puesto por poco tiempo debajo de los ángeles, a Jesús, ahora lo vemos coronado de gloria y esplendor, a causa de la muerte que padeció. Así, por la gracia de Dios, él experimentó la muerte en favor de todos.

Mateo 22:21

Le respondieron: «Del César». Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios».

1 Tesalonicenses 5:12-13

Les rogamos, hermanos, que sean considerados con los que trabajan entre ustedes, es decir, con aquellos que los presiden en nombre del Señor y los aconsejan. Estímenlos profundamente, y ámenlos a causa de sus desvelos. Vivan en paz unos con otros.

Job 12:12

En los cabellos blancos está la sabiduría y en la edad avanzada, la inteligencia.

Proverbios 1:8

Escucha, hijo mío, la instrucción de tu padre y no rechaces la enseñanza de tu madre.

Isaías 17:7

Aquel día, el hombre volverá la mirada hacia su Creador, y sus ojos mirarán al Santo de Israel.

2 Corintios 10:12-16

En realidad, no pretendemos ponernos a la altura de algunos que se elogian a sí mismos, ni compararnos con ellos. El hecho de que se midan con su propia medida y se comparen consigo mismos, demuestra que proceden neciamente. Nosotros, por nuestra parte, no nos gloriamos más allá de lo debido, sino que usamos la medida que Dios mismo nos ha fijado al hacernos llegar hasta ustedes. En efecto, no nos excedemos en nuestro derecho: nos excederíamos, si no hubiéramos ido; pero nosotros fuimos para anunciarles la Buena Noticia de Cristo. Nosotros no nos gloriamos más allá de lo que corresponde, aprovechándonos de los trabajos ajenos. Al contrario, abrigamos la esperanza de que, al crecer la fe de ustedes, se amplíe nuestro campo de acción, siempre de acuerdo con nuestra norma de conducta. Así podremos llevar la Buena Noticia a regiones más alejadas todavía, sin entrar en campo ajeno ni gloriarnos en el trabajo de otros.

Colosenses 3:25

El que obra injustamente recibirá el pago que corresponde, cualquiera sea su condición.

Génesis 1:28

Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra»

1 Samuel 2:30

Por eso, el Señor, el Dios de Israel, pronuncia este oráculo: Yo había dicho que tu familia caminaría siempre en mi presencia. Pero ahora –oráculo de Señor– ¡lejos de mí todo eso! Porque yo honro a los que me honran, pero los que me desprecian son humillados.

Hebreos 13:7-8

Acuérdense de quienes los dirigían, porque ellos les anunciaron la Palabra de Dios: consideren cómo terminó su vida e imiten su fe. Jesucristo es el mismo ayer y hoy, y lo será para siempre.

Lamentaciones 5:12

Los príncipes fueron colgados de las manos, no se respetó la dignidad de los ancianos.

Juan 13:34-35

Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros. En esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros».

Lucas 6:31

Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes.

Mateo 5:44

Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores.

Santiago 2:9

Pero si hacen acepción de personas, cometen un pecado y son condenados por la Ley como transgresores.

Efesios 5:33

En cuanto a ustedes, cada uno debe amar a su mujer como así mismo, y la esposa debe respetar a su marido.

Versículos para la Paciencia y el Respeto

Filipenses 4:11

No es la necesidad la que me hace hablar, porque he aprendido a hacer frente a cualquier situación.

1 Pedro 3:5

Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que tenían su esperanza puesta en Dios y respetaban a sus maridos.

Mateo 15:4

En efecto, Dios dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” y: “El que maldice a su padre o a su madre, será condenado a muerte”.

Tito 2:7

Dándoles tú mismo ejemplo de buena conducta, en lo que se refiere a la pureza de doctrina, a la dignidad.

Juan 3:26

Fueron a buscar a Juan y le dijeron: «Maestro, el que estaba contigo al otro lado del Jordán y del que tú has dado testimonio, también bautiza y todos acuden a él».

Gálatas 5:22-23

Por el contrario, el fruto del Espíritu es: amor, alegría y paz, magnanimidad, afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia. Frente a estas cosas, la Ley está demás.

Apocalipsis 4:11

«Tú eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder. Porque has creado todas las cosas: ellas existen y fueron creadas por tu voluntad».

1 Pedro 3:7

Los maridos, a su vez, comprendan que deben compartir su vida con un ser más débil, como es la mujer: trátenla con el respeto debido a coherederas de la gracia que da la Vida. De esa manera, nada será obstáculo para la oración.

Proverbios 16:31

Corona de gloria son los cabellos blancos, y se la encuentra en el camino de la justicia.

Malaquías 1:6

El hijo honra a su padre y el servidor teme a su señor. Pero si yo soy Padre, ¿dónde está mi honor? si soy Señor, ¿dónde está mi temor?, les dice el Señor de los ejércitos, a ustedes, sacerdotes, que desprecian mi Nombre. Y ustedes dicen: «¿En qué hemos despreciado tu Nombre?».

Hechos 10:34-35

Entonces Pedro, tomando la palabra, dijo: «Verdaderamente, comprendo que Dios no hace acepción de personas, y que en cualquier nación, todo el que lo teme y practica la justicia es agradable a él.

1 Pedro 2:13

Respeten a toda autoridad humana como quiere el Señor.

1 Samuel 26:9-11

Pero David replicó a Abisai: «¡No, no lo mates! ¿Quién podría atentar impunemente contra el ungido del Señor?». Y añadió: «¡Por la vida del Señor, ha de ser el mismo Señor el que lo hiera, sea cuando le llegue la hora de morir, o cuando baje a combatir y perezca! ¡Líbreme el Señor de atentar contra su ungido! Ahora toma la lanza que está a su cabecera y el jarro de agua, y vámonos».

Mateo 20:16

Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos».

Juan 12:26

El que quiera servirme que me siga, y donde yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre.

Levítico 19:15

No cometerás ninguna injusticia en los juicios. No favorecerás arbitrariamente al pobre ni te mostrarás complaciente con el rico: juzgarás a tu prójimo con justicia.

Mateo 19:19

Honrarás a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo».

Versículos Para Respetar al Prójimo

1 Pedro 5:5

De la misma manera, ustedes, los jóvenes, sométanse a los presbíteros. Que cada uno se revista de sentimientos de humildad para con los demás, porque Dios se opone a los orgullosos y da su ayuda a los humildes.

Mateo 7:10-14

¿O si le pide un pez, le da una serpiente? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan! Todos los que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí. Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran.

Tito 3:1

Recuerda a todos que respeten a los gobernantes y a las autoridades, que les obedezcan y estén siempre dispuestos para cualquier obra buena.

Proverbios 13:1

Un hijo sabio ama la corrección, pero el insolente no escucha el reproche.

Lucas 20:25

Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios».

1 Pedro 2:17-18

Respeten a todo el mundo, amen a sus hermanos, teman a Dios, honren al rey. 18 Servidores, traten a sus señores con el debido respeto, no solamente a los buenos y comprensivos, sino también a los malos.

1 Pedro 3:15

Por el contrario, glorifiquen en sus corazones a Cristo, el Señor. Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen.

Levítico 19:3

Respetarán a su madre y a su padre, y observarán mis sábados. Yo soy el Señor, su Dios.

1 Timoteo 2:1-2

Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna.

Efesios 6:5-9

Esclavos, obedezcan a sus patrones con temor y respeto, sin ninguna clase de doblez, como si sirvieran a Cristo; no con una obediencia fingida que trata de agradar a los hombres, sino como servidores de Cristo, cumpliendo de todo corazón la voluntad de Dios. Sirvan a sus dueños de buena gana, como si se tratara del Señor y no de los hombres, teniendo en cuenta que el Señor retribuirá a cada uno el bien que haya hecho, sea un esclavo o un hombre libre. Y ustedes, patrones, compórtense de la misma manera con sus servidores y dejen a un lado las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos, que lo es también de ustedes, está en el cielo, y no hace acepción de personas.

Hebreos 13:17

Obedezcan con docilidad a quienes los dirigen, porque ellos se desvelan por ustedes, como quien tiene que dar cuenta. Así ellos podrán cumplir su deber con alegría y no penosamente, lo cual no les reportaría a ustedes ningún provecho.

Hechos 17:10-11

Esa misma noche, los hermanos hicieron partir a Pablo y a Silas hacia Berea. En cuanto llegaron, se dirigieron a la sinagoga de los judíos. Como estos eran mejores que los de Tesalónica, acogieron la Palabra con sumo interés, y examinaban todos los días las Escrituras para verificar la exactitud de lo que oían.

Romanos 13:7

Den a cada uno lo que le corresponde: al que se debe impuesto, impuesto; al que se debe contribución, contribución; al que se debe respeto, respeto; y honor, a quien le es debido.

Levítico 19:32

Te levantarás delante del anciano, y serás respetuoso con las personas de edad. Así temerás a tu Dios. Yo soy el Señor.

Hebreos 12:9

Después de todo, nuestros padres carnales nos corregían, y no por eso dejábamos de respetarlos. Con mayor razón, entonces, debemos someternos al Padre de nuestro espíritu, para poseer la Vida.

2 Reyes 3:14

Eliseo respondió: «¡Por la vida del Señor de los ejércitos, a quien sirvo! Si no fuera por consideración a Josafat, rey de Judá, no te tendría en cuenta y ni siquiera te miraría.

¿Qué te han parecido estos Versículos para sobre el Respeto que aparecen en la biblia?. Recuerda que somos humanos y cada uno tienen una personalidad, la tolerancia y el respeto son claves en las relaciones humanos y con Dios. ¿Tienes algún otro versículo bíblico para el Respeto para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario