+80 Versículos de Confianza en Dios. Citas bíblicas poner nuestra fe y destino en él.

En este artículo, te hablaremos sobre los versículos de Confianza en Dios. Textos bíblicos que te recordarán que la confianza en Dios es primordial y las frases de la biblia que te lo demuestran. Reflexionando sobre los versos y citas que se encuentran en ella.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con Versículos de Confianza en Dios. Para que en los diferentes momentos de la vida, solo pongas tu fe y tus sentimientos en manos de Dios, que él sabrá resolver cualquier angustia o agonía. Inspírate con estos Versículos sobre la Confianza en Dios para que alabemos y honremos a Dios en todo momento.

La vida, muchas veces, nos pone diferentes pruebas difíciles que nos dan momentos de tristeza y ansiedad. Pero como hijos de Dios, debemos confiar siempre en él, en su palabra. Porque si estamos tomados de la mano de Dios, ¿qué nos debería preocupar?, la respuesta es, nada. Por eso te mostramos estos versículos de confianza en Dios, para que regreses al sendero de la fe y confianza en su amor, sus promesas de vida y su visión.

Versículos de Confianza en Dios

Versículos de Confianza en Dios. Foto por @watchara7k18 a través de Twenty20.

Versículos de Confianza en Dios

Proverbios 3:5

Confía en el Señor y de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia.

Salmo 37:4-6

Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra; hará brillar tu justicia como el sol y tu derecho, como la luz del mediodía. Descansa en el Señor y espera en él; no te exasperes por el hombre que triunfa, ni por el que se vale de la astucia para derribar al pobre y al humilde.

Romanos 8:28

Sabemos, además, que Dios dispone, todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquellos que él llamó según su designio.

Salmo 9:10

¡Confíen en ti los que veneran tu Nombre, porque tú no abandonas a los que te buscan!

Salmo 28:7

El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confía en él. Mi corazón se alegra porque recibí su ayuda: por eso le daré gracias con mi canto.

Proverbios 3:6

Reconócelo a él en todos sus caminos y él allanará tus senderos.

Salmo 46:10

Ríndanse y reconozcan que yo soy Dios: yo estoy por encima de las naciones, por encima de toda la tierra.

Josué 1:9

¿Acaso no soy yo el que te ordeno que seas fuerte y valiente? No temas ni te acobardes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas».

Jeremías 29:11

Porque yo conozco muy bien los planes que tengo proyectados sobre ustedes: son planes de prosperidad y no de desgracia, para asegurarles un porvenir y una esperanza.

Romanos 15:13

Que el Dios de la esperanza los llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en ustedes por obra del Espíritu Santo.

Mateo 6:25

Por eso les digo: No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido?

Salmo 125:1

Jerusalén está rodeada de montañas: así rodea el Señor a su pueblo, desde ahora y para siempre.

Proverbios 16:20

El que está atento a la palabra encontrará la dicha, y ¡feliz el que confía en el Señor!

2 Corintios 5:7

Porque nosotros caminamos en la fe y todavía no vemos claramente.

Proverbios 30:5

Toda palabra de Dios es acrisolada, Dios es un escudo para el que se refugia en él.

Salmo 31:19

¡Qué grande es tu bondad, Señor! Tú la reservas para tus fieles; y la brindas a los que se refugian en ti, en la presencia de todos.

Gálatas 6:9

No nos cansemos de hacer el bien, porque la cosecha llegará a su tiempo si no desfallecemos.

Mateo 26:52-54

Jesús le dijo: «Guarda tu espada, porque el que a hierro mata a hierro muere. ¿O piensas que no puedo recurrir a mi Padre? El pondría inmediatamente a mi disposición más de doce legiones de ángeles. Pero entonces, ¿cómo se cumplirían las Escrituras, según las cuales debe suceder así?».

Juan 14:15

Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos.

Salmo 27:14

Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor.

Romanos 12:2

No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.

Salmo 33:20-22

Nuestra alma espera en el Señor; él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Nuestro corazón se regocija en él: nosotros confiamos en su santo Nombre. Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti.

Números 23:19

Dios no es un hombre, para mentir; ni es un mortal, para desdecirse: ¿Acaso él dice y no hace, promete una cosa y no cumple?

Hebreos 11:1

Ahora bien, la fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven.

Romanos 12:19

Queridos míos, no hagan justicia por sus propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor.

Isaías 43:2-3

Si cruzas por las aguas, yo estaré contigo, y los ríos no te anegarán; si caminas por el fuego, no te quemarás, y las llamas no te abrasarán. Porque yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador. Yo entregué a Egipto parta tu rescate, a Cus y a Sebá a cambio de ti.

Filipenses 4:19

Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.

1 Juan 4:16

Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.

1 Timoteo 5:8

El que no se ocupa de los suyos, sobre todo si conviven con él, ha renegado de su fe y es peor que un infiel.

Salmo 118:8

Es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los hombres.

Versículos para Confiar en Dios en la Salud y en la Enfermedad

2 Timoteo 4:18

El Señor me librará de todo mal y me preservará hasta que entre en su Reino celestial. ¡A él sea la gloria por los siglos de los siglos! Amén.

Salmo 62:7

Mi salvación y mi gloria están en Dios: él es mi Roca firme, en Dios está mi refugio.

Juan 4:1

Queridos míos, no crean a cualquiera que se considere inspirado: pongan a prueba su inspiración, para ver si procede de Dios, porque han aparecido en el mundo muchos falsos profetas.

Salmo 37:3

Que el Señor sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón.

Lucas 10:27

El le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu espíritu, y a tu prójimo como a ti mismo».

Salmo 46:1

Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre pronta en los peligros.

Juan 14:27

Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman!

Mateo 6:26

Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, y sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos?

Salmo 20:7

Ahora sé que el Señor ha dado la victoria a su Ungido, lo ha hecho triunfar desde su santo cielo con las proezas de su mano salvadora.

Juan 14:1

«No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí.

Salmo 13:5

Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. ¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido!

Proverbios 28:26

El que se fía de sí mismo es un insensato, el que procede sabiamente se salvará.

Hebreos 13:8

Jesucristo es el mismo ayer y hoy, y lo será para siempre.

Salmo 32:10

¡Cuántos son los tormentos del malvado! Pero el Señor cubrirá con su amor al que confía en él.

Salmo 4:5-6

Tiemblen, y no pequen más; reflexionen en sus lechos y guarden silencio, ofrezcan los sacrificios que son debidos y tengan confianza en el Señor.

Job 31:24-28

Si deposité mi confianza en el oro y dije al oro fino: «Tú eres mi seguridad»; si me alegré de tener muchas riquezas y de haber adquirido una enorme fortuna; si a la vista del sol resplandeciente y de la luna que pasaba radiante, mi corazón se dejó seducir en secreto y le envié besos con la mano: ¡también eso sería un delito reprobado por los jueces, porque yo habría renegado del Dios de lo alto!

Salmo 62:8

Confíen en Dios constantemente, ustedes, que son su pueblo, desahoguen en él su corazón, porque Dios es nuestro refugio.

Juan 14:26

Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho.

Jeremías 17:5

Así habla el Señor: ¡Maldito el hombre que confía en el hombre y busca su apoyo en la carne, mientras su corazón se aparta del Señor!

Salmo 143:8

Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Nahum 1:7

El Señor es bueno con los que esperan en él, es un refugio en el día de la angustia; reconoce a los que confían en él

Salmo 84:12

¡Señor del universo, feliz el hombre que confía en ti!

Hebreos 11:6

Ahora bien, sin la fe es imposible agradar a Dios, porque aquel que se acerca a Dios de creer que él existe y es el justo remunerador de los que lo buscan.

Salmo 31:14

Pero yo confío en ti, Señor, y te digo: «Tú eres mi Dios.

Hebreos 13:6

De manera que podemos decir con plena confianza: El Señor es mi protector: no temeré. ¿Qué podrán hacerme los hombres?

Versículos de Confianza en Dios y en sus Promesas

Salmo 56:3-4

Cuando me asalta el temor, yo pongo mi confianza en ti, Dios Altísimo; confío en Dios y alabo su Palabra, confío en él y ya no temo: ¿qué puede hacerme un simple mortal?

Juan 10:10

El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Pero yo he venido para que las ovejas tengan Vida, y la tengan en abundancia.

Marcos 11:23

Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: «Retírate de ahí y arrójate al mar», sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá.

Genesis 28:15

Yo estoy contigo: te protegeré dondequiera que vayas, y te haré volver a esta tierra. No te abandonaré hasta haber cumplido todo lo que te prometo».

Proverbios 16:3

Encomienda tus obras al Señor, y se realizarán tus proyectos.

Salmo 145:18-19

El Señor está cerca de aquellos que lo invocan, de aquellos que lo invocan de verdad; cumple los deseos de sus fieles, escucha su clamor y los salva;

Romanos 13:4

Porque la autoridad es un instrumento de Dios para tu bien. Pero teme si haces el mal, porque ella no ejerce en vano su poder, sino que está al servicio de Dios para hacer justicia y castigar al que obra mal.

Juan 3:16

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.

Isaías 41:10

No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.

Marcos 9:24

Inmediatamente el padre del niño exclamó: «Creo, ayúdame porque tengo poca fe».

Salmo 91:1-2

Tú que vives al amparo del Altísimo y resides a la sombra del Todopoderoso, di al Señor: «Mi refugio y mi baluarte, mi Dios, en quien confío».

Isaías 26:3-4

Su carácter es firme, y tú la conservas en paz. porque ella confía en ti. Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna.

Proverbios 29:25

El miedo tiende al hombre una trampa, pero el que confía en el Señor se pone a salvo.

Salmo 25:2

Dios mío, yo pongo en ti mi confianza; ¡que no tenga que avergonzarme ni se rían de mí mis enemigos!

Malaquías 3:6

Porque yo, el Señor, no he cambiado, ¡pero ustedes no dejan de ser hijos de Jacob!

2 Timoteo 3:16-17

Toda la Escritura está inspirada por Dios, y es útil para enseñar y para argüir, para corregir y para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer siempre el bien.

Salmo 144:1

Bendito sea el Señor, mi Roca, el que adiestra mis brazos para el combate y mis manos para la lucha.

Santiago 1:6

Pero que pida con fe, sin vacilar, porque el que vacila se parece a las olas del mar levantadas y agitadas por el viento.

Isaías 40:31

Pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, despliegan alas como las águilas; corren y no se agotan, avanzan y no se fatigan.

1 Juan 5:14

Tenemos plena confianza de que Dios nos escucha si le pedimos algo conforme a su voluntad.

Salmo 40:4

¡Feliz el que pone en el Señor toda su confianza, y no se vuelve hacia los rebeldes que se extravían tras la mentira!

Hebreos 13:5

No se dejen llevar de la avaricia, y conténtense con lo que tienen, porque el mismo Dios ha dicho: No te dejaré ni te abandonaré.

Marcos 5:36

Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas».

Job 13:15

Que él me mate! Ya no tengo esperanza, sólo quiero defender mi conducta ante él.

Salmo 112:7

No tendrá que temer malas noticias: su corazón está firme, confiado en el Señor.

¿Qué te han parecido estos Versículos sobre la Confianza en Dios que aparecen en la biblia?. Porque no hay nada que tranquilice más, que saber que Dios es el único que nunca nos desampara. ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre la Confianza en Dios para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario