▷ 75 Versículos sobre el Matrimonio. Citas bíblicas para el día a día en pareja.

Te damos una compilación de versículos sobre el Matrimonio, más importantes en este artículo. Textos bíblicos para ayudarte a entender el matrimonio y las fases que tiene según las frases de la biblia. Todo con versos y citas que en ella encontraremos.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

Te mostramos la lista con Versículos sobre el Matrimonio. Para pedir a Dios que interceda en tu relación de pareja, que ayude desde el primer día, a que sea un matrimonio unido y lleno del amor de Dios. Inspírate con estos Versículos de Matrimonio, para que sea el amor de Dios lo único importante en la relación.

El matrimonio es la sagrada unión de dos personas que están dispuestas a compartir su vida hasta que la muerte los separe, pero sabemos que la convivencia, el paso de los años y a veces, las diferencias, pueden dañar las relaciones. Pero Dios nos pide que seamos pacientes y que tengamos siempre en cuenta su palabra. Un matrimonio que camina de la mano de Dios, puede superar cualquier dificultad.

Versículos sobre el Matrimonio

Versículos sobre el Matrimonio. Edición de Versiculos.net. Original por Rawpixel. Envato.

La Biblia hace varias referencias al carácter sagrado y la belleza del matrimonio. Sus poéticas escrituras sobre el amor resumen perfectamente lo que supone estar enamorado y comprometerse para el resto de la vida con tu pareja. Estos versículos bíblicos sobre el matrimonio también pueden ser utilizados como el complemento perfecto para tus votos matrimoniales, y son lecturas encantadoras que ayudan a que tu ceremonia sea aún más memorable. Desde el inicio del matrimonio es importante caminar en el mismo sendero, y el correcto es el camino de Dios, también te ayudarán en aquellos momentos de problemas en la pareja, que podrás solventar de la mejor manera. Así que lee estos versículos y ayúdate a entender más la percepción del matrimonio para Dios y ser más feliz cada día.

Versículos sobre el Matrimonio

Génesis 2:24

Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne.

Hebreos 13:4

Respeten el matrimonio y no deshonren el lecho conyugal, porque Dios condenará a los lujuriosos y a los adúlteros.

Proverbios 18:22

El que encontró una mujer encontró la felicidad y obtuvo el favor del Señor.

1 Corintios 13:4-7

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Efesios 5:22-23

Las mujeres deben respetar a su marido como al Señor, porque el varón es la cabeza de la mujer, como Cristo es la Cabeza y el Salvador de la Iglesia, que es su Cuerpo.

Efesios 5:28-30

Del mismo modo, los maridos deben amar a su mujer como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo. Nadie menosprecia a su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida. Así hace Cristo por la Iglesia, por nosotros, que somos los miembros de su Cuerpo.

Proverbios 21:9

Más vale habitar en un rincón del techo que compartir la casa con una mujer pendenciera.

Proverbios 19:14

Casa y fortuna son herencia de los padres, pero una mujer prudente es un don del Señor.

2 Corintios 6:14

No tengan relaciones indebidas con los que no creen. Porque, ¿Qué tienen en común la justicia con la iniquidad, o la luz con las tinieblas?

Génesis 2:18

Después dijo el Señor Dios: «No conviene que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada».

1 Corintios 7:12-15

En cuanto a las otras preguntas, les digo yo, no el Señor: Si un hombre creyente tiene una esposa que no cree, pero ella está dispuesta a convivir con él, que no la abandone. Y si una mujer se encuentra en la misma condición, que tampoco se separe de su esposo. Porque el marido que no tiene fe es santificado por su mujer, y la mujer que no tiene fe es santificada por el marido creyente. Si no fuera así, los hijos de ustedes serían impuros; en cambio, están santificados. Pero si el cónyuge que no cree desea separarse, que lo haga, y en ese caso, el cónyuge creyente no permanece ligado al otro, porque Dios nos ha llamado a vivir en paz.

Colosenses 3:12

Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia.

Génesis 24:67

Y este hizo entrar a Rebeca en su carpa. Isaac se casó con ella y la amó. Así encontró un consuelo después de la muerte de su madre.

1 Corintios 11:3

Sin embargo, quiero que sepan esto: Cristo es la cabeza del hombre; la cabeza de la mujer es el hombre y la cabeza de Cristo es Dios.

Cantar de los Cantares 3:4

Apenas los había pasado, encontré al amado de mi alma. Lo agarré, y no lo soltaré hasta que lo haya hecho entrar en la casa de mi madre, en la habitación de la que me engendró.

1 Tesalonicences 5:11

Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo.

Proverbios 5:18-19

¡Bendita sea tu fuente, y encuentra tu alegría en la mujer de tu juventud, cierva amable, graciosa gacela! Que en todo tiempo te embriaguen sus amores y estés siempre prendado de su afecto.

Oseas 2:19

Le apartaré de la boca los nombres de los Baales, y nunca más serán mencionados por su nombre.

Efesios 4:31-32

Eviten la amargura, los arrebatos, la ira, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. Por el contrario, sean mutuamente buenos y compasivos, perdonándose los unos a los otros como Dios los ha perdonado en Cristo.

Eclesiastés 4:9-12

Valen más dos juntos que uno solo, porque es mayor la recompensa del esfuerzo. Si caen, uno levanta a su compañero; pero ¡pobre del que está solo y se cae, sin tener a nadie que lo levante! Además, si se acuestan juntos, sienten calor, pero uno solo ¿cómo se calentará? Y a uno solo se lo domina, pero los dos podrán resistir, porque la cuerda trenzada no se rompe fácilmente.

Proverbios 10:12

El odio provoca altercados, pero el amor cubre todas las faltas.

Efesios 4:2-3

Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.

1 Corintios 7:2-3

Sin embargo, por el peligro de incontinencia, que cada hombre tenga su propia esposa, y cada mujer, su propio marido. Que el marido cumpla los deberes conyugales con su esposa; de la misma manera, la esposa con su marido.

Mateo 5:32

Pero yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.

Juan 3:16

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.

Versículos para un Matrimonio cristiano

Salmo 143:8

Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Ester 4:14

No, si te quedas callada en este preciso momento, el alivio y la liberación les vendrán a los judíos de otra parte, mientras que tú y la casa de tu padre desaparecerán. ¡Quién sabe si no has llegado a ser reina precisamente para una ocasión como esta!».

Jeremías 31:3

De lejos se le apareció el Señor: Yo te amé con un amor eterno, por eso te atraje con fidelidad.

Cantar de los Cantares 2:16

¡Mi amado es para mí, y yo soy para mi amado, que apacienta su regaño entre los lirios!

Filipenses 1:7

Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido.

1 Corintios 9:5

A viajar en compañía de una mujer creyente, como lo hacen los demás Apóstoles, los hermanos del Señor y el mismo Cefas?

1 Timoteo 3:2

Por eso, el que preside debe ser un hombre irreprochable, que se haya casado una sola vez, sobrio, equilibrado, ordenado, hospitalario y apto para la enseñanza.

Miqueas 6:8

Por eso, el que preside debe ser un hombre irreprochable, que se haya casado una sola vez, sobrio, equilibrado, ordenado, hospitalario y apto para la enseñanza.

1 Corintios 7:39

La mujer permanece ligada a su marido mientras este vive; en cambio, si muere el marido, queda en libertad para casarse con el que quiera. Pero en esto, debe ser guiada por el Señor.

1 Corintios 7:9

Pero si no pueden contenerse, que se casen; es preferible casarse que arder en malos deseos.

Cantar de los Cantares 8:6-7

Grábame como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu lazo, porque el Amor es fuerte como la Muerte, inflexibles como el Abismo son los celos. Sus flechas son flechas de fuego, sus llamas, llamas del Señor. Las aguas torrenciales no pueden apagar el amor, ni los ríos anegarlo. Si alguien ofreciera toda su fortuna a cambio del amor, tan sólo conseguiría desprecio.

1 Juan 4:16

Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.

Ezequiel 16:8

Yo pasé junto a ti y te vi. Era tu tiempo, el tiempo del amor; extendí sobre ti el borde de mi mano y cubrí tu desnudez; te hice un juramento, hice una alianza contigo y tú fuiste mía.

Levítico 21:7

Tampoco se casarán con una mujer envilecida por la prostitución, ni con una mujer divorciada de su marido, porque el sacerdote está consagrado a su Dios.

1 Corintios 13:2

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada.

Rut 1:16-17

Pero Rut le respondió: «No insistas en que te abandone y me vuelva, porque yo iré adonde tú vayas y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras y allí seré enterrada. Que el Señor me castigue más de lo debido, si logra separarme de ti algo que no sea la muerte».

2 Crónicas 24:1-3

Joás tenía siete años cuando inició su reinado, y reinó cuarenta años en Jerusalén. Su madre se llamaba Sibia, y era de Berseba. Joás hizo lo que es recto a los ojos del Señor mientras vivió el sacerdote Iehoiadá, Este lo hizo casar con dos mujeres, y él tuvo hijos e hijas.

Proverbios 3:3

Que nunca te abandonen la buena fe y la lealtad: átalas a tu cuello. escríbelas sobre la tabla de tu corazón.

1 Timoteo 3:12

Los diáconos deberán ser hombres casados una sola vez, que gobiernen bien a sus hijos y su propia casa.

1 Corintios 11:9-12

Ni fue creado el hombre a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre. Por esta razón, la mujer debe tener sobre su cabeza un signo de sujeción, por respeto a los ángeles. Por supuesto que para el Señor, la mujer no existe sin el hombre ni el hombre sin la mujer. Porque si la mujer procede del hombre, a su vez, el hombre nace de la mujer y todo procede de Dios.

1 Juan 4:18-19

En el amor no hay lugar para el temor: al contrario, el amor perfecto elimina el temor, porque el temor supone un castigo, y el que teme no ha llegado a la plenitud del amor. Nosotros amamos porque Dios nos amó primero.

Marcos 10:6-12

Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer. Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre. y los dos no serán sino una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido». Cuando regresaron a la casa, los discípulos le volvieron a preguntar sobre esto. El les dijo: «El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra aquella; y si una mujer se divorcia de su marido y se casa con otro, también comete adulterio».

Proverbios 21:19

Más vale habitar en un país desierto que con una mujer pendenciera y de mal genio.

1 Pedro 4:8

Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor cubre todos los pecados.

1 Corintios 13:13

En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande todas es el amor.

Versículos para Fortalecer el Matrimonio

Levítico 21:13-15

El sacerdote deberá tomar por esposa a una virgen. No se casará con una viuda, ni con una divorciada, ni con una mujer envilecida por la prostitución. Lo hará solamente con una virgen de su propio pueblo, para no profanar su descendencia en medio de su pueblo, porque yo soy el señor, que lo santifico.

Apocalipsis 19:7-9

Alegrémonos, regocijémonos y demos gloria a Dios, porque han llegado las bodas del Cordero: su esposa ya se ha preparado, y la han vestido con lino fino de blancura resplandeciente». El lino simboliza las buenas acciones de los santos. Después el Ángel me dijo: «Escribe esto: Felices los que han sido invitados al banquete de bodas del Cordero». Y agregó: «Estas son verdaderas palabras de Dios».

Salmo 85:10

El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán.

Proverbios 12:4

Una mujer perfecta es la corona de su marido, la desvergonzada es como caries en sus huesos.

Malaquías 2:16

Porque si alguien repudia por aversión, cubre su ropa de violencia, dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel. Tengan cuidado, entonces, de su espíritu y no traicionen.

Jeremías 29:6

Cásense y tengan hijos e hijas; casen a sus hijos y den a sus hijas como esposas, para que tengan hijos e hijas: multiplíquense allí y no disminuyan.

Mateo 19:2-9

Lo siguió una gran multitud y allí curó a los enfermos. Se acercaron a él algunos fariseos y, para ponerlo a prueba, le dijeron: «¿Es lícito al hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?». Él respondió: «¿No han leído ustedes que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer; y que dijo: “Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos no serán sino una sola carne”? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido». Le replicaron: «Entonces, ¿por qué Moisés prescribió entregar una declaración de divorcio cuando uno se separa?». Él les dijo: «Moisés les permitió divorciarse de su mujer, debido a la dureza del corazón de ustedes, pero al principio no era sí. Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio».

Deuteronomio 24:5

Si un hombre acaba de casarse, no saldrá a combatir ni se le impondrá ninguna obra obligación. quedará libre por un año para ocuparse de su casa y contentar a la mujer que tomó por esposa.

1 Pedro 3:7

Los maridos, a su vez, comprendan que deben compartir su vida con un ser más débil, como es la mujer: trátenla con el respeto debido a coherederas de la gracia que da la Vida. De esa manera, nada será obstáculo para la oración.

Eclesiastés 9:9

Goza de la vida con la mujer que amas, mientras dure esa vana existencia que Dios te concede bajo el sol, porque esa es tu parte en la vida y en el esfuerzo que realizas bajo el sol.

Romanos 7:1-3

¿Acaso ustedes ignoran, hermanos –hablo a gente que entiende de leyes– que el hombre está sujeto a la ley únicamente mientras vive? Así, una mujer casada permanece ligada por la ley a su esposo mientras él viva; pero al morir el esposo, queda desligada de la ley que la unía a él. Por lo tanto, será tenida por adúltera si en vida de su marido se une a otro hombre. En cambio, si su esposo muere, quedará desligada de la ley, y no será considerada adúltera si se casa con otro hombre.

Proverbios 30:18-19

Hay tres cosas que me superan y cuatro que no comprendo: el camino del águila en el cielo, el camino de la serpiente sobre la roca, el camino del hombre en una joven.

Cantar de los Cantares: 4:9-10

¡Me has robado el corazón hermana mía, novia mía! ¡Me has robado el corazón con una sola de tus miradas, con una sola vuelta de tus collares! ¡Qué hermosos son tus amores, hermana mía, novia mía! Tus amores son más deliciosos que el vino, y el aroma de tus perfumes, mejor que todos los ungüentos.

Isaías 54:5

Porque tu esposo es aquel que te hizo: su nombre es Señor de los ejércitos; tu redentor es el Santo de Israel: él se llama «Dios de toda la tierra».

Efesios 5:21-25

Sométanse los unos a los otros, por consideración a Cristo. Las mujeres deben respetar a su marido como al Señor, porque el varón es la cabeza de la mujer, como Cristo es la Cabeza y el Salvador de la Iglesia, que es su Cuerpo. Así como la Iglesia está sometida a Cristo, de la misma manera las mujeres deben respetar en todo a su marido. Maridos, amen a su esposa, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella.

Gálatas 5:13

Ustedes, hermanos, han sido llamados para vivir en libertad, pero procuren que esta libertad no sea un pretexto para satisfacer los deseos carnales» háganse más bien servidores los unos de los otros, por medio del amor.

Proverbios 20:6-7

Muchos se precian de su fidelidad, pero ¿Quién encontrará a un hombre sincero? El justo camina con integridad, ¡felices sus hijos después de él!

Lucas 6:31

Hagan por lo demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes.

Romanos 12:9-10

Amen con sinceridad. Tengan horror al mal y pasión por el bien. Ámense cordialmente con amor fraterno, estimando a los otros como más dignos.

1 Juan 4:12

Nadie ha visto nunca a Dios: si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros.

Lucas 16:18

El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio, y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.

Romanos 5:5

Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

Proverbios 31:10

Una buena ama de casa, ¿quién la encontrará? Es mucho más valiosa que las perlas.

Malaquías 2:13-16

Ustedes hacen todavía otra cosa: cubren el altar del Señor de lágrimas, llantos y gemidos, porque él no se vuelve más hacia la ofrenda, ni la acepta de las manos de ustedes. Y ustedes dicen: «¿Por qué?». Porque el Señor ha sido testigo entre ti y la esposa de tu juventud, a la que tú traicionaste, aunque ella era tu compañera y la mujer de tu alianza. ¿No ha hecho él un solo ser, que tiene carne y espíritu? ¿Y qué busca este único ser? Una descendencia dada por Dios. Tengan cuidado, entonces, de su espíritu y que nadie traicione a la mujer de su juventud. Porque si alguien repudia por aversión, cubre su ropa de violencia, dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel. Tengan cuidado, entonces, de su espíritu y no traicionen.

1 Timoteo 5:14

Por eso quiero que las viudas jóvenes se casen, que tengan hijos y atiendan a sus obligaciones domésticas, para no dar lugar a la maledicencia de los enemigos.

¿Qué te han parecido estos Versículos sobre el Matrimonio que aparecen en la biblia? Recuerda que Dios te pide humildad y paciencia, sobre todo amar al prójimo sobre todas las cosas. ¿Tienes algún otro versículo bíblico sobre el Matrimonio para aportar a la comunidad? Deja tu mensaje en los comentarios.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario