▷ SALMO DE LA MAÑANA» Para iniciar con fe el día

Te mostramos el Salmo de la mañana para leer y orar cada mañana y tener un día lleno de bendiciones. Salmos que nos recubrirán con la sangre de Dios y su amor.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

El salmo de la mañana nos ayuda a pedir adecuadamente a Dios para tener un día próspero y bendecido. Nos ayuda a encontrar las palabras correctas, para ser humildes ante Dios y ser escuchados.

La lectura de la Biblia puede ayudarte a empezar cada mañana con pie derecho, para pedir por nuestros seres queridos y la paz del mundo. Pero especialmente la lectura del libro de los Salmos puede ayudarte mucho en tu día a día.

Salmo de la Mañana

Salmo de la Mañana. Foto por @izherealw a través de Twenty20.

Salmo de la Mañana-Salmo 5:3-4

Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta.

Tú no eres un Dios que ama la maldad; ningún impío será tu huésped.

Los Salmos son un libro que está lleno de liberación, protección celestial, indicaciones y victoria. . Te regocijarás en la sanación de Dios si meditas en estos Salmos y rezas con ellos cada día. Para este artículo, lo utilizaremos para empezar la mañana con júbilo y fe de que todo nos saldrá bien. ¿Estás preparado para rezar?

Salmos de Buenos Días

Salmo 5:9

Guíame, Señor, por tu justicia, porque tengo muchos enemigos: ábreme un camino llano.

Salmo 97:11-12

Nace la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón.

Alégrense, justos, en el Señor y alaben su santo Nombre.

Salmo 145:1-3

Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey, y bendeciré tu Nombre eternamente.

Día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar.

¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable!

Salmo 143:8

Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Salmo 30:4-5

Canten al Señor, sus fieles; den gracias a su santo Nombre-

Porque su enojo dura un instante, y su bondad, toda la vida: si por la noche se derraman lágrimas, por la mañana renace la alegría.

Salmo 59:16

Pero yo cantaré tu poder, y celebraré tu amor de madrugada, porque tú has sido mi fortaleza y mi refugio en el peligro.

Salmo 25:4

Guíame por el camino de tu fidelidad; enséñame, porque tú eres mi Dios y mi salvador, y yo espero en ti todo el día.

La lectura de la Biblia nos permite pedir al Espíritu Santo que entre en nuestra vida. Independientemente de las luchas, el espíritu del mal nunca podrá vencer a un cristiano que pone su destino en las manos de Dios. Sin embargo, es cierto que ocurren muchas cosas en el transcurso del día, es por ello que debemos poner cada paso que demos, en sus manos. Iniciando con las oraciones y salmos de la mañana. Bendice a tu familia y tu entorno con su palabra.

Salmo para Comenzar el Día

Salmo 91:1-3

Tú que vives al amparo del Altísimo y resides a la sombra del Todopoderoso.

Di al Señor: «Mi refugio y mi baluarte, mi Dios, en quien confío».

Él te librará de la red del cazador y de la peste perniciosa.

Salmo 97:1-4

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables.

Nubes y Tinieblas lo rodean, la Justicia y el Derecho son la base de su trono.

Un fuego avanza ante él y abrasa a los enemigos a su paso.

Sus relámpagos iluminan el mundo al verlo, la tierra se estremece.

Salmo 5:1-2

Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos.

Oye mi clamor, mi Rey y mi Dios, porque te estoy suplicando.

Salmo 88:1-2

¡Señor, mi Dios y mi salvador, día y noche estoy clamando ante ti.

Que mi plegaria llegue a tu presencia; inclina tu oído a mi clamor!

Salmo 32:7

Tú eres mi refugio, tú me libras de los peligros y me colmas con la alegría de la salvación.

No hay nada más poderoso para iniciar el día que la oración. Cuando te levantes de la cama , lo primero que debes hacer es darle gracias a Dios por un día más de vida, debes ser humilde y consciente de su eterna bondad y rezarle unos salmos de protección y gracia cada mañana.

Salmo de la Mañana para Dar Gracias a Dios

Salmo 107:8-9

Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas en favor de los hombres.

Porque él sació a los que sufrían sed y colmó de bienes a los hambrientos.

Salmo 43:3-4

Envíame tu luz y tu verdad: que ellas me encaminen y me guíen a tu santa Montaña, hasta el lugar donde habitas.

Y llegaré al altar de Dios, el Dios que es la alegría de mi vida; y te daré gracias con la cítara, Señor, Dios mío.

Salmo 5:12

Así se alegrarán los que en ti se refugian y siempre cantarán jubilosos; tú proteges a los que aman tu Nombre, y ellos se llenarán de gozo.

Salmo 145:8-10

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia.

El Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan.

Con estos salmos de la mañana pondrás en manos de Dios todo tu día y te sentirás protegido ante cada paso y acción. Deja en los comentarios tu mensaje bíblico para la mañana.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Your page rank:


Última actualización:

Autor
Índice
Artículos relacionados

Deja un comentario