▷ SALMO DE ESPERANZA » Para los tiempos difíciles

Te mostramos el Salmo de Esperanza para leer y orar cada día y recibir cada día la entereza y fuerzas de Dios. Salmos que nos recubrirán con su sangre y su amor.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp

El Salmo de Esperanza nos ayuda a no perder la fe, ni la confianza en que Dios solucionará todos nuestros problemas y quitará nuestras cargas. Como hijos de Dios sabemos que hay momentos difíciles en la vida, pero si tenemos la esperanza puesta en la palabra de Dios, todo será mucho más fácil de llevar.

Los salmos son libros de fe y tranquilidad, por ello es importante que hagamos nuestra oración diaria con salmos que nos den tranquilidad y paz. Dios recompensa a aquellos que creen en él y en su palabra, no desfallezcamos.

Salmo de Esperanza

Salmo de Esperanza. Foto por @isr4el a través de Twenty20.

Salmo de Esperanza – Salmo 119:49-50

Acuérdate de la palabra que me diste, con la que alentaste mi esperanza.

Lo que me consuela en la aflicción es que tu palabra me da la vida.

Pedir a Dios su protección y guía, es una paso de humildad y de acción de gracias. Dios quiere que confiemos cada uno de nuestros movimientos a él, que es un padre amoroso y dadivoso. Haz un rezo de esperanza con estos salmos, que te ayudarán a mantener la calma en cualquier momento de angustia, porque Dios bendice a aquellos que esperan en él y en su voluntad. ¿Listo para rezar con nosotros?

Salmos de Esperanza en Tiempos de Angustia

Salmo 25:1-3

A ti, Señor, elevo mi alma.

Dios mío, yo pongo en ti mi confianza; ¡que no tenga que avergonzarme ni se rían de mí mis enemigos!

Ninguno de los que esperan en ti tendrá que avergonzarse: se avergonzarán los que traicionan en vano.

Salmo 3:3-6

Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, tú mantienes erguida mi cabeza.

Invoco al Señor en alta voz, y él me responde desde su santa Montaña.

Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene.


Salmo 33:20-22

Nuestra alma espera en el Señor; él es nuestra ayuda y nuestro escudo.

Nuestro corazón se regocija en él: nosotros confiamos en su santo Nombre.

Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti.

Salmo 51:10-12

Aparta tu vista de mis pecados y borra todas mis culpas.

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu.

Salmo 71:14

Vendré a celebrar las proezas del Señor, evocaré tu justicia, que es sólo tuya.


Salmo 33:18-19

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia.

Para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia.

Salmo 23:1-4

El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.

Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas.

Y repara mis fuerzas; me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre.

Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza.

Salmo 126:5-6

Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas.


Salmo 100:3-5

Reconozcan que el Señor es Dios: él nos hizo y a él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

Entren por sus puertas dando gracias, entren en sus atrios con himnos de alabanza, alaben al Señor y bendigan su Nombre.

¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones.

Salmo 46:1

Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre pronta en los peligros.

Salmo 9:18

Porque el pobre no será olvidado para siempre ni se malogra eternamente la esperanza del humilde.


Salmo 27:13-14

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.

Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor.

Algo que tenemos que mantener siempre, aunque nuestra vida se vuelva oscura, es la esperanza. Como cristianos debemos mantenernos serenos y seguros que Dios jamás nos abandona, que debemos tener la fe y esperanza en los momentos más difíciles, y la respuesta será pronta. Podemos ayudarnos con salmos de esperanza en momentos de angustia, para tranquilizarnos y para pedir a Dios su intercepción.

  ▷ SALMO DE ALIENTO » Para recibir el amor de Dios

Salmo de Esperanza y Confianza

Salmo 34:8

¡Gusten y vean qué bueno es el Señor! ¡Felices los que en él se refugian!

Salmo 4:9

Me acuesto en paz y en seguida me duermo, porque sólo tú, Señor, aseguras mi descanso.


Salmo 13:6

Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. ¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido!

Salmo 39:7-8

Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda? Mi esperanza está puesta sólo en ti.

Líbrame de todas mis maldades, y no me expongas a la burla de los necios.

Salmo 16:7-8

Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia!

Tengo siempre presente al Señor: él está a mi lado, nunca vacilaré.


Salmo 143:8

Que yo experimente tu amor por la mañana, porque confío en ti; indícame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma.

Salmo 30:4-5

Canten al Señor, sus fieles; den gracias a su santo Nombre.

Porque su enojo dura un instante, y su bondad, toda la vida: si por la noche se derraman lágrimas, por la mañana renace la alegría.

Salmo 31:24

Sean fuertes y valerosos, todos los que esperan en el Señor.


Salmo 31:3-5

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo.

Que el Señor sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón.

Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra.

Salmo 121:1-2

Levanto mis ojos a las montañas: ¿de dónde me vendrá la ayuda?

La ayuda me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

Salmo 63:6-7

Mientras me acuerdo de ti en mi lecho y en las horas de la noche medito en ti, veo que has sido mi ayuda y soy feliz a la sombra de tus alas.


La confianza en nuestro Padre es primordial a la hora de hacer nuestras plegarias. No podemos pedir sin fe y sin esperanza, sino, él no nos escuchará. Debemos ser hijos agradecidos y jamás perder la fe, nuestra gratitud y fidelidad nos mantendrá siempre del lado correcto del cristianismo.

  ▷ SALMO DE ACCIÓN DE GRACIAS » Para tener fe y ser agradecidos

Salmo de Esperanza en Dios

Salmo 62:5-6

Sólo en Dios descansa mi alma, de él me viene la esperanza.

Sólo él es mi Roca salvadora, él es mi baluarte: nunca vacilaré.

Salmo 71:1-3

Yo me refugio en ti, Señor, ¡que nunca tenga que avergonzarme!

Por tu justicia, líbrame y rescátame, inclina tu oído hacia mí, y sálvame.

Sé para mí una roca protectora, tú que decidiste venir siempre en mi ayuda, porque tú eres mi Roca y mi fortaleza.

Salmo 55:22

Confía tu suerte al Señor, y él te sostendrá: nunca permitirá que el justo perezca.


Salmo 34:17-19

Cuando ellos claman, el Señor los escucha y los libra de todas sus angustias.

El Señor está cerca del que sufre y salva a los que están abatidos.

El justo padece muchos males, pero el Señor lo libra de ellos.

Salmo 5:1-3

Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos.

Oye mi clamor, mi Rey y mi Dios, porque te estoy suplicando.

Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta.

Salmo 42:5

¿Por qué te deprimes, alma mía? ¿Por qué te inquietas? Espera en Dios, y yo volveré a darle gracias, a él, que es mi salvador y mi Dios.


Salmo 121:7-8

El Señor te protegerá de todo mal y cuidará tu vida.

Él te protegerá en la partida y el regreso, ahora y para siempre.

Salmo 91:1-4

Tú que vives al amparo del Altísimo y resides a la sombra del Todopoderoso.

Di al Señor: «Mi refugio y mi baluarte, mi Dios, en quien confío».

Él te librará de la red del cazador y de la peste perniciosa.

Te cubrirá con sus plumas, y hallarás un refugio bajo sus alas.

Salmo 107:6-8

Pero en la angustia invocaron al Señor, y él los libró de sus tribulaciones.

Envió su palabra y los sanó, salvó sus vidas del sepulcro.

Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas en favor de los hombres.


Salmo 29:11

El Señor fortalece a su pueblo, el Señor bendice a su pueblo con la paz.

Con estos salmos de Esperanza te sentirás seguro y fuerte gracias al amor de Dios; pondrás tu camino desde la mañana hasta la noche en sus mano y te sentirás protegido ante cada paso y acción. Deja en los comentarios tu mensaje bíblico para pedir su amor y esperanza.

  ▷ SALMO PARA EL MATRIMONIO » Restauración y unión

Your page rank:


Última actualización:

Versículos »

Autor
Índice
Artículos relacionados

3 comentarios en «▷ SALMO DE ESPERANZA » Para los tiempos difíciles»

  1. Gracias por acercarme a ti señor, aquí estoy para aprender a servirte señor.ámen
    Señor yo en ti confío y te doy las gracias.amen.
    Me entrego a ti y que tú solo te manifiestes.
    Gracias señor por atenderme y cobijarme señor, amén

    Responder
  2. Gracias por todo lo que me has dado señor mí Dios, mis hijos, mí salud. Por sentirme esa fuerza poderosa en mi cuerpo cuando estoy en oración contigo. Jesús, Padre, Hijo y Espíritu Santo, sólo en tí confío. Gracias muchas gracias por estar siempre conmigo. Amén y amén.

    Responder

Deja un comentario